Logo Las Cartas de la Vida
 
 Las Cartas de la Vida → gracias a Dios, estamos vivosMobile version
 

 
La importancia de poder hacer bien las consultas de Tarot

Escrito el 11/Octubre/2006 por

Después de dos años dedicándome a atender consultas del Tarot de forma habitual, me doy cuenta de que es esta una ocupación en la que nunca se para de aprender cosas nuevas, especialmente cosas relacionadas con los sentimientos y la vida interior de las personas.

tirada del Tarot de 3 cartas

A menudo acuden a mi personas con problemas objetivos muy claros: una ruptura sentimental, un negocio que no funciona bien, soledad involuntaria, un cambio de trabajo, dificultades económicas, problemas de salud... En estas situaciones es muy fácil de entender donde está la causa del malestar, y lo que se suele hacer es intentar ver la mejor manera de afrontarlo, que se puede esperar que ocurra, ver si hay cosas subyacentes que se estén pasando por alto...

Pero otras veces ocurre al revés, me encuentro con personas que según ellas mismas tienen muchos motivos para ser felices, pero sin saber porque se sienten mal de ánimos, están tristes, sin fuerzas para hacer nada. Es lo que comunmente se conoce como estar depre.

Me llama la atención cómo en una gran parte de estos casos, lo que se ve en las cartas es que la causa del problema viene de verse obligado/a a realizar una determinada actividad que es a priori del agrado e interés del consultante, pero que en la práctica se ve obligado a realizarla de una forma totalmente contraria a sus ideas y sentimientos.

Hay muchos ejemplos de esto que digo: el médico que tiene vocación de ayudar a los demás y le obligan a dedicar unos insuficientes 5 minutos por paciente, el jardinero que le gustan mucho las plantas pero se ve obligado a seguir unos procedimientos carentes de sentido común y totalmente hostiles al medio natural (uso intensivo de abonos artificiales, pesticidas, especies no adecuadas al medio, seguimiento de modas impuestas), el agricultor que ama la naturaleza pero se ve obligado a destruir su propio entorno utilizando especies transgénicas, biocidas contaminantes, abonos sintéticos de precio abusivo... todo para acabar sucumbiendo ante la burocracía sin sentido de la Unión Europea y un mercado que aunque se llame libre le compra sus productos por debajo del precio real de coste.

Tristemente en los tiempos que nos ha tocado vivir la mediocridad abunda, y se me ocurren muchos sectores donde se dan estas situaciones con demasiada frecuencia, lo difícil es encontrar alguno que se salve :-(

El caso es que yo he llegado a la conclusión de que el dedicarse a hacer algo que realmente te gusta y por lo que sientes ilusión, si te obligan a hacerlo mal, puede llegar a ser un auténtico problema para tu salud anímica, y a la larga es inevitable que acabe minando también la salud física. Es algo parecido a aquella especie de castigo militar que consistía en cavar hoyos por la mañana y volverlos a tapar por la tarde, y así día tras día.

consultas de tarot por teléfono o email sin límite de tiempo

Autor: Ignacio Vidal (Nacho) - Volver al inicio - Derechos de copia - Contacto