Isla de Maio: Las aventuras de Nacho en la isla de Maio de Cabo Verde

Mayo no es la isla más pequeña de Cabo Verde, pero si es quizás la más abandonada a nivel de infraestructuras, yo pasé ahí las navidades de 2012 con mi madre, es un sitio tranquilo donde casi siempre hace buen tiempo, y de alguna forma supongo que es bueno para relajarse y pasear, pero a parte de eso poco más hay para hacer.

xebec en Puerto Inglés, isla de Maio, Cabo Verde

La isla tiene un problema muy grande de falta de abastecimiento de agua potable, es la única isla de Cabo Verde donde vi a la gente ir a la playa a llenar garrafas de agua de mar porque debido a las constantes averías casi no les quedaba agua dulce y tenían que racionarla porque no sabían cuando volvería a haber.

También es la isla peor comunicada, hay tan sólo 2 aviones a la semana con Santiago, y con demasiada frecuencia los vuelos son cancelados con diversas excusas... hay un barco que de vez en cuando llega a Mayo para llevar agua y comida, en general una vez por semana, también admite pasajeros, pero en ocasiones estuvo sin aparecer por la isla durante más de 40 días, notándose bastante en las estanterías de los supermercados.

Para saber más sobre mi estancia en Mayo puedes leer este artículo que escribí en enero de 2013.

 

Donar con PayPal

 


Todavía no hay comentarios.

 

Nombre
Email (opcional)

7 + 8 ?

Las publicaciones nuevas requieren la aprobación del moderador.

Nacho, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos informático, desde 2004 vivo de una forma más coherente conmigo mismo, siendo esta web consecuencia directa de ello, la creé para promocionar mi consultorio y acabé hablando de todo tipo de cosas.

Nací en España hace 43 años, y hace mucho que no llevo una vida "normal", primero viví en un barco durante 10 años, luego en una remota aldea azoriana, y desde junio de 2022 ando recorriendo Argentina en busca de nuevos horizontes.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2022