Logo Las Cartas de la Vida
 
 LasCartasDeLaVida.comDiario de un viajeInformática a bordoMobile version
 

La historia de esta web desde su peculiar comienzo en 2004

A parte de libros relacionados con la naútica también leo muchas otras cosas interesantes ;-)

En los ratos libres a bordo de Xebec fui haciendo estos programas de Astrología China que con los años se han hecho muy populares

Mi primera web, anterior incluso a lascartasdelavida.com

Si... además de navegar y programar también sé echar las cartas

La opción más efectiva para librarte de vecinos de pantalán molestos

 
Informática a bordo: el ordenador de Xebec

A menudo me preguntan que como hago en el barco para solucionar el tema de Internet y la informática, ya que me gano la vida con ello, y obviamente no es fácil ni simple el tener una oficina informatizada en un espacio tan reducido, donde para colmo a menudo tienes que generar y almacenar tu propia electricidad.

Básicamente el ordenador que uso todos los días para trabajar tiene este aspecto cuando no lo estoy usando, para algo más que pulsar 4 teclas el monitor sale de debajo de la estantería y yo me siento con el teclado en la litera del otro costado del barco, con o sin mesa según las circunstancias:

El ordenador de a bordo de Xebec

Pero hasta llegar ahí hace cosa de año y medio (enero de 2016) pasé por diversas etapas y fui experimentando con distintas estrategias, primero con un portátil normal, que resultó ser demasiado engorroso y poco eficiente eléctricamente, después con una tableta con Linux (en chroot) y un teclado bluetooth, que tampoco me dejaron contento, y por en medio intenté gestionar una parte de los correos y los pagos con distintos teléfonos móviles supuestamente inteligentes.

La conclusión de todo ello fue que problemas específicos requieren de soluciones específicas, y así fue como durante el invierno que pasé en Faial entre los años 2015 y 2016 me construí un ordenador de a bordo para Xebec, siguiendo una larga lista de objetivos y requisitos fruto de muchos años de vivir y trabajar en el barco.

El resultado de todo ello es lo que puede verse en este vídeo:

Básicamente se trata de una placa Olimex A20 micro, que viene a ser lo mismo que cualquier tableta o móvil inteligente tiene dentro: un procesador ARM de dos núcleos, 1 GB de memoria RAM, 4 GB de memoria interna y dos ranuras para tarjetas de memoria, la diferencia fundamental es que tiene todas las clavijas y puertos que los móviles y tabletas no tienen, eso y que el fabricante (Olimex de Bulgaria) facilita activamente el poder instalar el sistema operativo que se desee, ya sea Android, Linux (Debian, Armbian y Alpine entre otros), FreeBSD, NetBSD...

De esa forma puedes adaptar tu ordenador a tus necesidades, en vez de tener que adaptarte tú a los deseos e intereses comerciales del fabricante, que si bien esto último a corto plazo es lo más rápido y barato, a la larga puede no ser un buen negocio, especialmente si vives diferente como yo ;-)

En el caso de un barco pequeño como el mío donde dependo de Internet y un ordenador para poder trabajar, las ventajas son evidentes comparadas con cualquier móvil, tableta o portátil del mercado:

  • Consumo eléctrico de menos de 2 watios (sin periféricos).

  • Integración con el sistema eléctrico del barco (funciona directamente con 12V-16V).

  • Funcionamiento ininterrumpido, pudiendo estar meses sin necesidad de reiniciarse.

  • Aprovechamiento muy eficiente del espacio físico.

  • Mayor variedad y calidad de software, y encima casi siempre gratis.

  • Nada de publicidad invasiva ni violaciones de privacidad: alto nivel de seguridad.

  • Automatización de cualquier tipo de tarea informática.

  • Fácil integración con el resto de dispositivos, desde servidores hasta móviles.

  • Gran capacidad de almacenamiento: 2 tarjetas de memoria, 1 disco SATA y discos USB adicionales.

  • Integra todas las tareas informáticas en un sólo aparato: GPS, faxes meteorológicos, AIS, desarrollo web, email, Internet, router wifi, reproductor multimedia, backups automatizados, vigilancia física del barco, monitorización de parámetros físicos, karaoke, videojuegos... realmente hay pocas cosas que no pueda hacer.

En este esquema puede apreciarse mejor como está organizado el ordenador a nivel hardware y de posibles tareas:

Esquema del computador de a bordo de Xebec

Tiene lo bueno de que es posible conectarle todo tipo de periféricos, por ejemplo puedes usar cualquier dispositivo Android como monitor adicional conectándolo por USB, o hasta por wifi, lo mismo con un libro electrónico Kindle (sólo en modo texto), las posibilidades realmente son infinitas, al igual que las necesidades de cada barco y cada persona.

Y lo mejor es el precio, 65€ si mal no recuerdo, incluyendo garantía y un excelente soporte técnico por parte del fabricante, nada que ver con los teleoperadores mal pagados y peor formados de una buena parte de las empresas tecnológicas grandes, que a menudo gastan más en marketing que en fabricar productos fiables y de calidad.

También, en honor a la verdad, tengo que decir que el usar un ordenador de este tipo tiene un coste grande en tiempo hasta que consigues que funcione como tú quieres, todo depende de lo que quieras hacer con él, pero por ejemplo en mi caso el configurarlo con todos los periféricos me llevó alrededor de 200 horas, si multiplicas ese tiempo por lo que cobra por hora un técnico de sistemas cualificado, pues la historia ya no sale barata económicamente.

El tema con este tipo de ordenadores es que una vez que están correctamente configurados son muy fiables y seguros, pueden estar meses o años sin necesidad de reiniciarse, y las actualizaciones de software no implican un aprender a usar interfaces nuevas, a menudo los programas que se usan son los mismos que hace 10 ó 20 años pero actualizados según los nuevos estándares.

Básicamente la filosofía que hay detrás de todo esto es conseguir hacer tu trabajo de la forma más rápida y eficiente posible, para lo cual es necesario dejar de lado los intereses de la industria informática, para quien la situación ideal es aquella donde las cosas funcionan sólo lo justo para que compres un aparatito o programa hoy, pero no tan bien como para que no necesites comprar otro en cuestión de meses o pocos años.

Es simplemente un conflicto de intereses, tú quieres gastar lo menos posible y hacer las cosas lo más rápido y simple que se pueda, y ellos quieren que gastes cuanto más mejor y que las cosas sean lo más complejas posibles para que dependas al máximo de sus productos y servicios.

Vamos, la historia de siempre, nada nuevo bajo el Cielo ;-)

El anterior anuncio de Google Adsense usa cookies para personalizarlo y obtener datos que son usados por Google para diversos fines. Ver detalles

Autor: Ignacio Vidal (Nacho) (el marinero, no el otro) - Volver al inicio - Derechos de copia - Contacto