Isla de Madeira: Explorando la Isla de Madeira durante 6 meses

Cuando zarpé de Viana do Castelo rumbo a Madeira en junio del 2011, iba diciendo que estaría allí 3 ó 4 días y después seguiría rumbo Sur hacia Cabo Verde, luego al llegar a Porto Santo decidí quedarme un mes para hacer algunas reparaciones y mejoras al barco, y también para ganar algo de dinero.

Después de ese mes pensé que sería una pena irme del Archipiélago de Madeira sin conocer la Isla de Madeira Grande, y decidí intentar encontrar un puerto para pasar unos meses o incluso todo el invierno...

Mientras escribo estas líneas (diciembre 2011) ya hace más de medio año que llegué y me siento como si llevase toda la vida viviendo aquí, me acostumbré a los hermosos amaneceres en medio del Océano, a las inmensas montañas y el ritmo de vida de la isla, y es como si pudiese quedarme aquí el resto de mi vida y ser feliz.

Bonito amanecer en el legendario puerto de Machico en Madeira

Supongo que marcharé antes o después, porque los tiempos que vivimos son demasiado interesantes, y de alguna forma intuyo que tarde o temprano algo ocurrirá que hará que sea mejor marcharse que quedarse.

Pero mientras tanto, parece que el destino me da unos meses de tranquilidad, y decidí aprovecharlos entre otras cosas para mostrar un poco en esta página como es la Isla de Madeira, al menos como la he visto yo. Para mi es un sitio maravilloso, con unos paisajes impresionantes y una magia que lo impregna todo, aunque mucha gente no se da cuenta de esto último.

El clima es inmejorable, nunca hace ni demasiado frío ni demasiado calor, la gente es muy educada y amable, y si bien casi todo es más difícil y más caro en Madeira que en España, tampoco lo es tanto que la vida sea imposible, simplemente lleva un cierto sobreesfuerzo que queda compensado por muchas otras cosas.

Así pues, Madeira es sin duda un buen sitio, y esa misma opinión tienen todas las personas que conozco que estuvieron aquí, por ejemplo mi madre cuando vino a visitarme este verano pasado también dijó que le gustó mucho la isla:

En Cámara de Lobos Madeira

A pesar de llevar medio año en Madeira todavía no puedo decir que lo haya visto todo, de hecho son todavía muchas más las cosas que me gustaría ver que las cosas que ya vi, la isla en el mapa parece pequeña, pero en la práctica es inmensa, porque está llena de montañas, recobecos y sitios inaccesibles, de tal manera que hacen falta meses enteros para ver toda la isla.

Esa es mi opinión claro, hay gente que llega por la mañana, da un paseo, come en el restaurante, va a un museo, cena en el restaurante, marcha y ya dice que conoció Madeira... algunos de ellos incluso vienen en paquetes turísticos de lujo... un concepto de lujo un tanto extraño, pero bueno, allá cada cual con sus ideas.

Así pues en las próximas páginas espero dar algunas pinceladas de como es la Isla de Madeira, evidentemente no pretende ser algo exhaustivo ni mucho menos, para eso lo mejor es leer alguna de las muchas guías sobre Madeira que hay disponibles.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018