Logo Las Cartas de la Vida
 
 Las Cartas de la VidaLa RataMobile version English  Português  
 

 
La Rata: signo de la Astrología y el Horóscopo Chino

La rata es el primer signo del Horóscopo Chino, y no lo es por casualidad, sino porque fue la primera en llegar al casting del Zodiaco chino, y no lo hizo por vivir más cerca del lugar del casting que los demás animales, llego antes que nadie porque fue la más lista y astuta.

Chica rata pensando seriamente
Ilustración hecha por Amuria

Cuenta así la leyenda:

Erase una vez hace mucho tiempo... mucho antes de que hubiese iglesias, cuando toda Europa era un bosque inmenso lleno de vida y cosas maravillosas, en un lejano país más allá de las montañas infranqueables, nació la Civilización China.

Como toda civilización que se precie de serlo, tenía sus propios dioses, y estos un buen día decidieron que crearían 12 signos zodiacales bajo cuya influencia se regiría el tiempo, las personas y cuanto hubiese en el mundo, así pues, para decidir quienes representarían estos doce signos, convocaron una especie de casting en el Palacio del Emperador de Jade, y mandaron mensajeros por toda China, haciendo saber a todos los animales el día y la hora de la selección.

Cuando la noticia llegó a oidos de la rata, esta se sintió desanimada, ella no era especialmente guapa como el tigre o el gallo, ni tampoco famosa o admirada como el caballo o el dragón, ni siquiera era útil a la humanidad como el búfalo o el perro... Y para colmo de males, con esas patitas tan diminutas no le daría tiempo a llegar al Palacio del Emperador el día del casting!

Puestas así las cosas, comenzó a hacer uso de su ingenio, el mismo ingenio que la había sacado de tantas situaciones apuradas a lo largo de la historia, y se le ocurrió ir a hablar con el búfalo.

El búfalo era un animal bonachón y sencillo, honesto, muy trabajador y fácil de tratar.

La rata le sugirió que ella podría acompañarle al Palacio del Emperador, de tal forma que le iría mostrando el camino, ya que según ella se lo conocía al dedillo, y de esta forma el llegaría antes que ningún otro animal.

Al bufalo, que se había pasado la vida trabajando en la misma granja y no había viajado nada, le pareció una idea muy buena, ya que él podía extraviarse o meterse en problemas en toda esa parte del mundo que para él era desconocida.

Así pues, comenzaron el viaje, la rata iba comodamente instalada en la grande y peluda cabeza del búfalo, y de vez en cuando le iba dando indicaciones: "ahora a la derecha", "todo recto!", "más rápido!!"... hay que reconocer que supo hacer bien su papel, identificando todas las señales del camino y de los elementos, hablando con los demás animales, eligiendo siempre el camino más corto o menos problemático...

Por otra parte, el búfalo tenía una gran fortaleza física, y era el más perseverante de los animales, avanzaba a paso firme y constante día y noche, y gracias a la rata en la dirección más adecuada.

Así fue como al amanecer del día del casting estaban ya delante de la puerta del Palacio del Emperador de Jade, cuando todavía no había llegado ningún otro animal.

Entonces la puerta del palacio empezó a abrirse lentamente, el búfalo se acerco a la puerta para entrar, pero... antes de que la puerta terminase de abrirse lo bastante como para que pudiera entrar el búfalo, la rata saltó de su cabeza y se coló a través de la puerta entreabierta, echando una carrera y aterrizando de un salto en el regazo del Emperador de Jade, con lo cual este, impresionado por su astucia y habilidad decidió darle el primer puesto del Horóscopo Chino.

Al búfalo esto no le hizo ninguna gracia, y desde entonces los búfalos miran a los ratones con desconfianza.

Es por esta inteligencia y astucia que la rata es un animal apreciado a nivel simbólico en China, de hecho, en la antigüedad existía la costumbre de representar a los dirigentes o personas cultas al lado de una rata, simbolizando que la persona del dibujo hacía gala de una inteligencia y habilidad fuera de lo común.

En cambio en Europa la rata ha sido una especie de animal maldito desde la Edad Media, en gran parte porque fue transmisora de muchas enfermedades mortales como la peste, y también porque tenía la costumbre de entrar en los graneros de los agricultores para comerse los cereales u otros alimentos que allí hubiese.

Mucha gente asocia las ratas con las cloacas y cosas así... mientras que su habitat natural siempre fue el campo, donde es un animal tan simpático como puede serlo una ardilla por ejemplo.

Como se verá en las páginas que siguen, la rata tiene tantas virtudes (o defectos) como cualquier otro signo de la Astrología Oriental, y a lo largo de la historia ha habido muchos personajes famosos que eran de este signo.

El anterior anuncio de Google Adsense usa cookies para personalizarlo y obtener datos que son usados por Google para diversos fines. Ver detalles

Autor: Nacho Vidal - Volver al inicio - Derechos de copia - Contacto