Vaticinios y profecías: un género literario

Por sorprendente o incómodo que pueda parecer, lo cierto es que en todas las culturas existe un género literario que trata sobre supuestas revelaciones o profecías de cosas que se supone ocurrirán antes o después de una manera u otra.

Y aunque hoy en día pueda parecer que todo esto no son más que charlatanerías, no hay que olvidar que una buena parte de la Biblia es de tipo profético, empezando por el Apocalipsis y siguiendo por el libro de Daniel, y otras religiones como el Islam también tienen sus tradiciones proféticas, al igual que el judaísmo y diversas religiones hindúes.

Así pues, técnicamente cuando se habla de profecías se da a entender que vienen de un profeta, es decir, de un "mensajero de Dios" que transmite una supuesta revelación o mensaje divino, mientras que cuando se habla de un vidente lo apropiado es llamar a sus predicciones vaticinios en vez de profecías.

Esto es un detalle importante, porque para las personas que se toman su religión en serio puede hasta resultar ofensivo comparar las profecías de la Biblia, por ejemplo, con los vaticinios de cualquier vidente televisivo. Yo en esta web lo cierto es que a menudo he usado ambos terminos indistintamente, más por despiste que otra cosa, espero que a nadie le parezca mal, es que no tengo tiempo de ponerme a revisar todos los textos por un detalle así.

Y como quiera que sea, un vidente es una persona capaz de ver imágenes sobre un determinado asunto a voluntad (a veces sin buscarlo); es decir, que se concentra en una bola de cristal, en un espejo, en un monitor apagado o simplemente cerrando los ojos... y ve imágenes sobre ese asunto que tiene en mente, aunque haya a quien esto pueda parecerle mágico y sorprendente, lo cierto es que es un fenómeno bien documentado y para la persona que experimenta las visiones estas son una realidad.

La cuestión es de donde vienen esas imágenes y si lo que dicen sobre el presente y/o el futuro es cierto o no, muchas veces su origen nunca termina de estar claro, y cuando resultaron acertadas suele darse la casualidad de que no sirvieron para evitar grandes males, y si en cambio para liar más las cosas y generar confusión, lo cual apunta sutilmente a entidades del plano astral que tal vez busquen más influir en nuestra realidad material que no ayudar desinteresadamente a nadie en particular.

Como quiera que sea, es un tema entretenido de leer que muchas veces ayuda a entender el trasfondo cultural de la persona y la sociedad donde surgen los vaticinios o profecías, por eso es que me decidí a hacer un pequeño apartado en esta web para compartir algunas de estas tradiciones que me parecieron interesantes y que de alguna forma pienso que podrían tener cierto trasfondo de verdad.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018