Logo Las Cartas de la Vida
 
 LasCartasDeLaVida.comDiario de un viajeFalmouth - St. MarineMobile version
 

La historia de esta web desde su peculiar comienzo en 2004

A parte de libros relacionados con la naútica también leo muchas otras cosas interesantes ;-)

En los ratos libres a bordo de Xebec fui haciendo estos programas de Astrología China que con los años se han hecho muy populares

Mi primera web, anterior incluso a lascartasdelavida.com

Si... además de navegar y programar también sé echar las cartas

La opción más efectiva para librarte de vecinos de pantalán molestos

 
Falmouth - St. Marine: Travesía a vela de Falmouth a Saint Marine

El 27 de mayo de 2008 soltamos amarras de Falmouth Marina, recuerdo que salimos de noche, quizás a las 4 o las 5 de la madrugada, porque queríamos llegar a L'Aver Brach (en el Norte de Francia) antes de que anocheciese. Íbamos con 2 rizos en la vela mayor, porque el parte daba vientos de fuerza 6 y olas de 2 a 3 metros, a parte de lluvia (nos habíamos cansado de esperar por el buen tiempo).

Esta fue la ruta que seguimos:

Mapa de Falmouth a Saint Marine

El cruce del Canal de la Mancha fue mi primera travesía en la que dejé de ver la costa, y también la primera vez que navegué de noche; al de menos de una hora de haber salido de la Bahía de Falmouth me maree y empecé a vomitar todo el desayuno por la borda, nada alentador teniendo en cuenta que quedaban más de 100 millas por delante...

Afortunadamente, después de dormir un rato y comer algo el mareo desapareció, y desde entonces hasta hoy no me he vuelto a marear!

Por lo demás, el tiempo fue mejor de lo que decía el parte, de hecho durante una parte del día tuvimos que ir a motor porque había muy poco viento y queríamos llegar a Francia antes de que se hiciera de noche.

A medio camino tuvimos un problemilla con el motor (le entró aire al estar el deposito al 25 % y haber un fuerte oleaje, con lo cual se paró y hubo que purgarlo), y eso nos retrasó... y ya no pudimos llegar de día :-P

Para entrar de noche en L'Aver Brach pasamos algún que otro quebradero de cabeza, las luces de enfilación no parecían coincidir con lo que decía el GPS, y además encontramos una corriente en contra muy fuerte que nos costó remontar, al final era el GPS el que decía la verdad, y lo que ocurría era que había tantas luces en la ciudad que era imposible distinguir las que indicaban la entrada al puerto (algo cada vez más habitual en las grandes ciudades).

En total el cruce del Canal de La Mancha fueron unas 110 millas y casi 22 horas, dormimos en L'Aver Brach esa noche y la siguiente, y después zarpamos rumbo a Audierne, un simpático pueblo ya en el Sur de Bretaña, por entre medias pasamos el Raz de Sein y el Channel Dufour, que son unos sitios con poco calado y mucha corriente y oleaje, lo que hace que haya que ir con muy buen tiempo y la marea a favor; a pesar de que nosotros cumplimos esas condiciones el oleaje era considerable, y antes de llegar a Audierne, que ya empezábamos a tener la marea en contra, la corriente era muy fuerte y apenas avanzábamos a 2 nudos con el motor casi al máximo (debía de haber una corriente de cerca de 4 nudos).

Pero bueno, el caso es que llegamos sanos y salvos a Audierne, después de 65 millas, casi todas a motor porque no hizo apenas viento.

Dormimos fondeados en Audierne, y de ahí fuimos hasta Saint Marine, donde Ian volvería a Inglaterra y Elena vendría para acompañarme hasta Gijón. En Saint Marine pasaríamos algo más de una semana, es un sitio turístico, pero a la vez tranquilo y agradable, muchas veces cruzábamos el río Odet en el bote de remos para ir a Benodet, donde había más tiendas y un mercado de calle, en esta foto se ve como dejábamos aparcado el bote:

Kyon aparcado en Audierne

Un día hicimos una excursión remontando el río Odet hasta Quimper, que es la ciudad más grande de la zona, aprovechamos para comprar algunas cosas y hacer turismo, había mucho que ver y que hacer ahí, y en el fondo lamentamos no podernos quedar más tiempo, pero estábamos algo preocupados por el tiempo que nos llevaría el llegar a Gijón, y no queríamos entretenernos más de la cuenta.

Aquí estamos remontando el río Odet, es un pequeño viaje que en si mismo ya merece la pena, ya que el paisaje es espectacular, básicamente un bosque inmenso con castillos antiguos dispersos por la orilla, además tiene mucho calado, entre 15 y 20 metros (hasta poco antes de Quimper), y hay multitud de sitios donde fondear.

Xebec remontando el río Odet

Una vez que pusimos pie en Quimper, nos encontramos que la ciudad entera estaba en pie de guerra, por lo visto el Sarkozy estaba reformando la sanidad pública y cerrando hospitales por todo el país, y uno de esos era el hospital de Quimper, con lo cual la ciudad se había quedado sin hospital y los enfermos tenían que recorrer creo que cerca de 100 kilómetros hasta el hospital más cercano.

Disturbios en Quimper

Había barricadas por todo el centro, y una gran muchedumbre armada con palos, piedras y muchas bengalas como las de los barcos, que las usaban como arma contra la policía, que a su vez les disparaban bolas de goma dura y gases lacrimógenos, así pues, por la mañana estuvo toda la ciudad paralizada, no abrió ni la oficina de turismo, pero por la tarde las cosas volvieron a la normalidad (al menos hasta el día siguiente).

En total por el río Odet hicimos 22 millas, y a principios de junio seguimos viaje rumbo al Sur; para Elena resultó ser su primera experiencia navegando, ya que hasta ahora sólo había dado algún paseín por la bahía de Gijón, pero aún así resultó ser muy buena marinera y una ayuda indispensable para conseguir llegar sanos y salvos a Asturias.

El anterior anuncio de Google Adsense usa cookies para personalizarlo y obtener datos que son usados por Google para diversos fines. Ver detalles

Autor: Nacho Vidal (el marinero, no el otro) - Volver al inicio - Derechos de copia - Contacto