Logo Las Cartas de la Vida
 
 Las Cartas de la Vida → gracias a Dios, estamos vivos Acerca de Nacho Vidal, el autor de lascartasdelavida.comMobile version 简体中文  English  Português  
 
Tanto la Astronomía como la Astrología China son algunas de mis muchas aficiones, y así es que a lo largo de los años fui haciendo estos programas de uso gratuito:

Intento que mis boletines sean siempre breves, concisos e interesantes, la mejor forma de mantenerse al tanto de todas las novedades de esta web:

Entre travesía y travesía fui escribiendo toda una serie de artículos naúticos entre los que destacan:

Y mucho más, hay hasta sección de recetas de cocina marineras

Tristemente desvirtuada en los tiempos oscuros que vivimos, yo no tengo reparos en reconocer que echo las cartas para mi y para otras personas desde hace más de 20 años. También escribí varios artículos sobre el tema:

Autora de un best-seller con 15 años y muerta prematuramente a los 21, en esta web se mantiene vivo su recuerdo:

 

Nacho Vidal el autor de lascartasdelavida.com

Nombre Ignacio Vidal
(Nacho para los amigos)
Edad 38 años
Donde vivoEn la isla de San Miguel (Azores - Portugal)
Ocupaciónatender consultas y gestionar esta web
Aficiones muchas y variadas: navegar, leer libros interesantes, hacer senderismo, escuchar música, escribir, cocinar, novela gráfica y películas de animación, viajar...
Contacto
y
seguimiento
puedes escribirme desde aquí
y seguirme por email subscribiéndote a mi boletín

No me resulta fácil describirme en pocas palabras, mirando atrás me doy cuenta que a lo largo de mi vida he hecho muchas cosas diferentes, y entiendo que desde fuera puede resultar desconcertante.

Ya para empezar, desde muy joven tuve tendencia a aprender más de forma autodidacta y a través de ejemplos que no siguiendo los cauces académicos ortodoxos, no porque no valore las instituciones educativas, sino porque en el entorno y circunstancias que me tocaron vivir no era posible acceder a una enseñanza de calidad.

Así fue que a pesar de comenzar a estudiar ingeniería técnica industrial en la Universidad de Valladolid en el año 1996, me involucré rápidamente en el todavía poco conocido movimiento del Software Libre, abandonando el Windows 95 por la Debian 1.1 y nunca más mirando atrás, eran los años en que Internet todavía era caro e inasequible en España, y había que conseguir Linux en CDs a través de catálogos de venta por correo, estos fueron los primeros que tuve:

Distribución de Linux en CD de Octubre de 1996, walnut creek cdroms

La verdad es que en la universidad entré con mal píe, porque yo quería haber estudiado ingeniería informática, pero eran unos estudios muy demandados y pedían casi un 8 sobre 10 de nota para entrar, y yo como no había tenido precisamente una adolescencia fácil ni feliz, tenía tan sólo un 5.6, con lo cual sólo me quedó la posibilidad de ir a una de las facultades menos demandadas donde las cosas no funcionaban tan bien como deberían.

De hecho, por no tener, no teníamos ni una sala con ordenadores para acceder a Internet, y cuando necesitaba algo tenía que meterme a escondidas en la facultad de informática, que quedaba en la otra punta de la ciudad... tanto es así que para estar al tanto de lo que ocurría en el mundo del Software Libre compraba todos los meses el Linux Journal en papel en un kiosco de prensa internacional:

Revistas Linux Journal de 1997

En aquellos años el andar cacharreando con el Linux era una cosa poco habitual, al menos entre la mayoría de la población, pero lo cierto es que cuando me puse a buscar mi primer trabajo en 1999 me encontré con la agradable sorpresa de que había una gran demanda de personas con conocimientos y experiencia práctica gestionando sistemas Linux y Unix en general.

Eran los años del boom de Internet en España, y básicamente hacía falta gente que supiera hacer funcionar las cosas, no importaba mucho si tenían más o menos títulos, y así fue como en 1999 comencé a trabajar en el desaparecido Grupo Ola Internet en Madrid, principalmente desarrollando tareas de programador, de ahí pasé al Ministerio de Administraciones Públicas y después comencé a trabajar en Société Générale, en estos últimos dos sitios ya como administrador de sistemas Unix, aquí se me puede ver en la sede del banco en la calle Génova con mis compañeros de trabajo:

con mis compañeros de trabajo en Societe Generale Sucursal de España

En teoría yo también tenía que ir con corbata todos los días, pero como vieron que era buen chaval y hacía bien mi trabajo, hicieron la vista gorda y me dejaron vestir a mi manera... la verdad es que en aquel banco había muy buen ambiente de trabajo, era un sitio agradable y con buenas vibraciones donde conocí mucha gente interesante y aprendí muchas cosas valiosas que no se aprenden en las aulas.

Luego a la larga el problema vino del mismo sitio que siempre, que al no haber terminado mis estudios universitarios siempre me tocaba trabajar para consultoras de segunda categoría, subcontratadas por consultoras de primera categoría para clientes importantes como aquel banco; básicamente en esa ristra de subcontratas había mucha gente intentando darle un mordisco al dinero que el cliente pagaba por mi trabajo, así por ejemplo si por una hora extra mía el banco pagaba 60€, a mí de eso me daban 0€ y una enorme sonrisa.

Con lo cual no me quedó más remedio que cambiar de trabajo cada poco tiempo, llegué incluso a encontrar alguna consultora menos mala que las otras a través de la cual trabajé mucho tiempo en la Gerencia de Informática de la Seguridad Social, a través de Siemens, ahí estuve contento, también encontré gente muy maja como en el banco, y me acuerdo que el día que me fui me hicieron hasta una fiesta y me regalaron un jamón!

Pero bueno, anécdotas al margen, lo cierto es que desde 1999 hasta 2004 intenté inútilmente encontrar un trabajo bueno en alguna empresa importante del sector, hice cientos de entrevistas, y faltó muy poco para conseguir entrar en Nokia o TMB en Barcelona, o en Motorola en Madrid entre otras, pero siempre en el último momento había alguien de recursos humanos que se oponía porque no tenía suficientes títulos...

Al final mi último trabajo asalariado en el sector sería para el Gobierno del Principado de Asturias en 2004, doblemente subcontratado a través de Informática el Corte Inglés y Sermicro... en definitiva la historia de siempre.

Así fue que decidí comenzar a trabajar por cuenta propia, y el resto es historia y estadísticas.

Obviamente siempre seguí usando Linux, y más recientemente FreeBSD, tanto en mis ordenadores personales como en mis servidores, no es lo mismo que trabajar en un entorno corporativo donde las cosas se hacen a otra escala, pero en la práctica implica tener que estar constantemente actualizándote, y al ser él único responsable en caso de haber un problema, pues me lo tomo todo muy en serio, mucha gente no es consciente de ello, pero el tener 2 servidores propios funcionando día y noche en Internet es una responsabilidad grande con implicaciones legales; eso al margen de tener que rentabilizar el tiempo y el trabajo todos los meses!

La parte buena de no conseguir un trabajo como me hubiera gustado en el sector IT fue que a cambio hice muchas otras cosas en la vida que no suelen hacer la mayor parte de personas, por ejemplo a nivel humano me siento afortunado por todo lo que aprendí sobre la Vida con mis consultas a lo largo de todos estos años, también por el hecho de llevar más de 9 años viviendo y viajando en una infinidad de sitios exóticos y remotos, teniendo experiencias que difícilmente pueden imaginar las personas que pasan la mayor parte de su vida en ciudades como Madrid o Barcelona, donde se concentran casi todos los trabajos de este sector.

Después, al margen de mi vida profesional y material, siempre he tenido una gran variedad de inquietudes e intereses, de los que esta web es sólo una pequeña muestra, supongo que soy el tipo de persona que no se siente cómoda sabiendo mucho de una sola cosa, sino que más bien prefiere tener una visión de conjunto y en profundidad de cuantas más cosas mejor.

Autor: Ignacio Vidal (Nacho) - Volver al inicio - Derechos de copia - Contacto