La Astrología Oriental consta de 5 elementos o energías, que combinados con los 12 signos que hay dan como resultado los 60 años que forman el calendario chino. Los 5 elementos son estos:

  • Metal (años terminados en 0 y 1)
  • Agua (años terminados en 2 y 3)
  • Madera (años terminados en 4 y 5)
  • Fuego (años terminados en 6 y 7)
  • Tierra (años terminados en 8 y 9)

Así pues, un ratón nacido en el año 1984 sería un ratón de madera, mientras que una rata del año 1996 sería rata de fuego. Esto está explicado en más detalle en esta página.

De esta forma, tenemos cinco tipos diferentes de ratas según su energía:

 Rata de Madera (1924 - 1984)

La madera hace a la rata tener un trato más fácil y afable que las demás ratas. Es la más versátil de todas, sabe adaptarse a las situaciones nuevas con mucha soltura; a pesar de ser muy trabajadora se suele sentir inquieta sobre el futuro, es como si necesitase tenerlo todo atado y bien atado. Tiene un carisma especial y tendencia al arte, y a rodearse de gente original y creativa. También tiene fama de ser muy combativa si se meten con ella y tiene que defenderse, no es nada recomendable hacerla enfadar. Uno de sus defectos es que le cuesta darse cuenta de sus propias limitaciones, y tiene tendencia a intentar hacerlo todo ella sola, cuando muchas veces necesitaría ayuda de otras personas.

 Rata de Fuego (1936 - 1996)

Una rata apasionada e idealista, con mucha energía y decisión para luchar por las cosas que quiere y desea, tiene fama de ser más extrovertida y generosa que las otras ratas, aunque a veces es un poco bruta y le falta algo de tacto en el trato con las personas que la rodean. La energía fuego la hace tender a ser algo impulsiva y agresiva, le vendría bien pararse a reflexionar de vez en cuando y escuchar los consejos y opiniones de las personas que la rodean. Por lo demás, tiene muchas papeletas para el éxito, ya que su caracter y energía la impulsan siempre a ir hacia delante y a salir victoriosa de la mayor parte de situaciones comprometidas en las que pueda encontrarse.

 Rata de Tierra (1948 - 2008)

Tranquila y comprensiva, las personas de este signo tienen una profundidad especial a nivel espiritual, debe de ser por aquello de vivir en madrigueras, que conocen las entrañas de la naturaleza desde adentro. Son muy prácticas y pragmáticas, aprovechan muy bien el tiempo y los recursos, a veces estas características pueden exagerarse de tal manera que acaben siendo muy tacañas o maniáticas; todo es cuestión de que encuentren un equilibrio entre la astucia y la justicia. A veces también le pasa que se toma la vida demasiado en serio y no encuentra momento y lugar para disfrutar. Suele ser protectora y muy cercana con sus seres queridos, a veces incluso hasta el punto de llegar a agobiarlos.

 Rata de Metal (1900 - 1960)

La más racional de las ratitas, tiene tendencia a ser muy intelectual, lo que se conoce como una rata de biblioteca, son personas que necesitan el conocimiento y la cultura más que la mayoría de la gente, y normalmente son muy eficientes en trabajos de tipo intelectual. Le cuesta controlar sus sentimientos, y muchas veces estos la traen de cabeza y la meten en líos más o menos pintorescos, pero como es una superviviente nata suele salir bien parada. A nivel social le suele costar relacionarse fluidamente con el resto de la gente, porque tiene tendencia a ser algo rígida, tomarse la vida demasiado en serio, dejar de decir cosas que piensa o siente...

 Rata de Agua (1912 - 1972)

El agua hace a la rata más comprensiva y sociable, le da esa especie de tranquilidad que hay en los ríos y los mares en calma, por esto tiene mucha tendencia a las relaciones sociales, a tener muchos amigos, conocidos, contactos... la mayoría de los cuales la tienen en buena estima, a nivel sentimental suele tener más dificultades, es como que le costase bucear hasta las profundidades de su corazón. Las personas de este signo suelen tener bastante interés por la cultura y el saber, y quizás su defecto más notable es una tendencia a hablar más de la cuenta en público, a ser un poco fanfarronas o cotillas.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 39 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018