Reflexión sobre el Orgullo, la videncia y el Tarot

Escrito el 19/Junio/2009 por

A menudo me escriben personas para preguntarme si les puedo enseñar a echar las cartas del Tarot, y siempre les contesto diciendo que no tengo tiempo, pero que intentaré añadir cosas que les sean de utilidad en esta página web. Así que pensé que sería buena idea escribir algo sobre el principal riesgo de dedicarse a echar las cartas del Tarot:

No camines fastuosamente por la tierra; ya que no podrías hendirla en dos ni igualar la altura de las montañas.

Esto que dijo alguien hace mucho tiempo, sigue teniendo plena vigencia hoy, y se refiere al orgullo (entendido en el mal sentido de la palabra), a perder la propia medida de uno mismo.

No hay libro sobre videncia o esoterismo que se precie que no haga esta advertencia, ya que a lo largo de los siglos y hasta hoy, este ha sido el mal más común que ha afectado a quienes se han dedicado a las ciencias ocultas.

También afecta a muchas otras personas, pero esa es otra historia de la que habría que hablar en otro momento...

Podeis leer el artículo en la sección Ideas y Consejos, se titula El gran riesgo de la videncia.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018