Limitaciones temporales en mi conexión a Internet

Escrito el 18/Octubre/2012 por

Desde hace casi dos semanas estoy en la isla Brava, un sitio bonito e interesante, pero que tiene el inconveniente de ser algo remoto y por tanto la conexión a Internet es bastante limitada, no sólo va lenta (a 56 kbps como mucho) sino que se corta a menudo, pudiendo estar a veces varias horas sin acceso a internet.

Lo que ocurre es que la infraestructura de telecomunicaciones aquí es demasiado antigua y no tiene la fiabildad de otras islas más turísticas... este es el aspecto de la antena a través de la cual contesto los correos y atiendo las consultas actualmente (en el centro de la foto):

la antenita que une mi consultorio al resto del mundo

En la práctica esto se traduce en que no puedo atender consultas por messenger mientras esté aquí, es que sería demasiado fácil que hubiera muchos cortes, o incluso que a la hora que quedásemos no funcionase Internet y no pudiera conectarme... así pues casi prefiero limitarme a atender consultas sólo por email y teléfono mientras esté aquí.

Todavía no sé cuanto tiempo me quedaré en esta isla, pero serán al menos dos o tres semanas más, cuando cambie la situación y vuelva a estar en un sitio más desarrollado ya lo avisaré.

Por lo demás, todo sigue como hasta ahora, el número de teléfono, el precio de las consultas, la dirección de correo electrónico... ahora tardo un poco más en contestar los correos porque generalmente entre las 5 y las 9 de la tarde el internet se corta o va tan extremadamente lento que no es utilizable, entonces he tomado por costumbre contestar los correos por la mañana, pero vamos, sigo trabajando como siempre ;-)

Pido disculpas por todas estas molestias, pero es lo que tiene el viajar a sitios que no conoces, nunca sabes lo que te vas a encontrar exactamente en el sitio al que llegas.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 39 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018