Consultas con Nacho - Por correo electrónico

Si lo prefieres, es posible hacer la consulta de Tarot por correo electrónico en vez de por teléfono, el precio es el mismo y siempre soy yo personalmente quien atiende la consulta.

En general, necesitaría saber los siguientes datos:

  • Nombre, lugar de residencia habitual y fecha de nacimiento de las personas sobre las que trate la consulta de Tarot.
  • Explicación del asunto sobre el que quieres realizar la consulta, así como preguntas concretas que quieras que haga a las cartas.
  • Otros datos o explicaciones que creas que pudieran ser importantes a la hora de interpretar las cartas y entender la situación.

Con estos datos confecciono una ficha con todas las tiradas que habría que hacer, de tal forma que la tengo delante mientras barajo las cartas y así me puedo concentrar mejor.

Nacho barajando las cartas durante una consulta

No hay problema en mirar varios temas dentro de una misma consulta, pero sí es importante plantear todo lo que se quiera ver antes de que yo haga las tiradas propiamente dichas, porque después no hay problema en dar todas las aclaraciones que sean necesarias, pero estas las contesto ya en base a las cartas que salieron, no haciendo tiradas nuevas.

Lo normal es que atienda las consultas por correo electrónico uno o dos días después de recibir el pago (de lunes a viernes), y el día antes de la consulta envíe un correo explicando las tiradas y preguntas concretas que haría, diciendo a que hora tengo previsto comenzar con la consulta, de tal forma que hasta ese momento es posible cambiar las preguntas o los temas a tratar.

También es buena idea escribirme antes de hacer el pago para comentarme en que consistiría la consulta, de tal manera que te podría decir cuando la atendería y que datos necesitaría, así como si pienso que realmente podría serte de ayuda o no.

No hay problema en que me envíes algunas fotos de las personas sobre las que trate la consulta, siempre es agradable para mi ver a mis clientes y también me sirven para concentrarme mejor, aunque sé por experiencia que la mayoría de personas se sienten más cómodas sin enviar fotos y estoy acostumbrado a trabajar sin ellas.

Lo que es a la hora de hacer la consulta propiamente dicha, echo las cartas del Tarot como lo haría si estuviese atendiendo una consulta en persona, normalmente hago varias tiradas que ya tenía previsto de antemano, y según lo que se vea suelo hacer más tiradas para clarificar toda la situación y sus detalles.

Después de analizar los arcanos que han salido en cada tirada, los apunto en un papel para tenerlos delante mientras escriba el correo de contestación; aquí se puede ver un ejemplo de una de estas fichas (los datos personales aparecen ocultos para preservar la privacidad del consultante):

Ficha de ejemplo de una consulta del Tarot por email

Existe la posibilidad, sin coste adicional, de enviar junto al correo de contestación fotografías con la ficha de la consulta y las cartas del Tarot que salieron, pero si no se dice nada no lo suelo hacer, ya que la mayoría de personas está interesada en lo que yo veo en las cartas, no en los arcanos concretos que salieron.

Estas son las imágenes de las tiradas del Tarot de la consulta a la que se corresponde la ficha anterior:

consulta_ejemplo-1 consulta_ejemplo-2 consulta_ejemplo-3 consulta_ejemplo-4
consulta_ejemplo-5 consulta_ejemplo-6 consulta_ejemplo-7 consulta_ejemplo-8
consulta_ejemplo-9

En el caso de este ejemplo, el correo de respuesta tenía algo más de 200 líneas y 2100 palabras; la extensión depende de cada consulta particular, hay veces que hace falta escribir más y otras menos, lo importante para mi es expresar lo que he visto en las cartas, yo no ando escatimando explicaciones ni metiendo "paja" para hacer bulto... y por supuesto escribo todos los mails de respuesta a las consultas del Tarot de forma totalmente personalizada e individual desde la primera hasta la última letra, no uso ningún tipo de plantilla ni similar.

Aunque pueda no resultar evidente, las consultas de Tarot por correo electrónico dan bastante más trabajo que las que son por teléfono, lo que es el echar las cartas propiamente dicho puede ser alrededor de una hora, pero a eso hay que sumarle cerca de dos horas para escribir bien la respuesta, además de todo el intercambio de correos previo y posterior, que al final también es tiempo y trabajo.

Aún así, cobro el mismo precio que las consultas que son por teléfono: 50 euros, más que nada por simplificar las cosas, y para que quien se sienta más cómodo/a haciendo la consulta por email, no deje de hacerla de esta manera por ahorrarse unos euros.

Para cualquier pregunta que tengas sobre las consultas por correo electrónico no dudes en escribirme o llamarme por teléfono: (+34) 606 101 557.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018