Reparaciones Estructurales - problemas de timón

En mi caso, el primer gran disgusto que me dio mi barco fue el día que iba a salir a navegar con él poco después de comprarlo, para hacer algunas pruebas de mar antes de comenzar el viaje a España, y nada más soltar la caña del timón me quedé con esta y con un cachó de timón en la mano, fue algo realmente traumático e impactante, el momento en que empecé a entender lo que quería decir la palabra "viejo" cuando se refiere a un barco:

 El timón roto en dos cachos

Afortunadamente tuve la suerte del principiante, y un buen vecino de pantalán de Millbrook me ayudó a arreglar el timón con un par de chapas y unos tornillos, con el tiempo incluso llegamos a ser amigos y vino a visitarme a España varias veces, aquí se puede ver el timón en proceso de reparación en su casa:

Reparando el timón

Y con el timón parcheado anduve 4 años y casi 2000 millas, realmente quedó solido... después en Madeira cuando conseguí encontrar madera de calidad hice un timón nuevo:

El timón nuevo de Xebec a medio hacer

Al final teniendo materiales buenos en el fondo no es tan difícil, el problema es que hoy en día lo de encontrar madera buena de ese tamaño y a un precio asequible es cada vez más difícil.

Y como quiera que sea esta historia del timón de barco viejo que se rompe o da problemas es muy muy común, yo lo he visto en muchos otros barcos en los puertos donde he estado, y todavía yo me considero afortunado porque la avería ocurrió con el barco amarrado en el puerto, si me hubiera ocurrido en medio del mar yo solo podría haber desencadenado el desastre, muchos barcos se han ido a pique por un fallo del timón en un momento crítico.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 39 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018