Reparaciones Estructurales - quilla dañada por impacto

A menudo son detalles pequeños e insignificantes los que indican donde están los problemas en los barcos de fibra de vidrio, por ejemplo, la primera vez que varé a Xebec me di cuenta de que la parte de proa de la quilla no terminaba nunca de secar, era como que cada 20 minutos salía de ella una gotita de agua... durante años no le di importancia, hasta que aprovechando una varada en Baiona donde el barco iba a quedar como a medio metro del suelo se me ocurrió darle con fuerza con la maquina de agua a presión, y así es como quedó:

Quilla de fibra de vidrio dañada

Tiene toda la pinta de que en algún momento, seguramente mucho antes de comprar yo el barco, hubo algún tipo de impacto en la quilla, quizás al intentar vararlo con la marea, que quedase apoyado sobre algún hierro que hubiese en el fondo... quien sabe, el caso es que con los años al quedar dañado el gelcoat de la quilla la resina fue disolviéndose poco a poco y el agua infiltrando la quilla, que es un bloque de plomo embebido en la fibra del casco, hasta llegar un momento que quedó comunicado el exterior de la quilla con el interior de la sentina.

Es ese tipo de cosas que a la larga pueden suponer un problema gordo, por ejemplo oxidando hierros que formen el lastre y haciendo que estos al hinchar rompan la fibra de la quilla, o simplemente debilitando toda la estructura del casco en la zona de la quilla por dentro, de tal manera que cuando la hidrólisis llega afuera ya no hay mucho que hacer... vamos, un mal rollo se mirar como se mire.

Yo pienso que lo atajé a tiempo, así fue como quedó cuando lo reparé en Baiona allá por 2011:

Quilla de fibra de vidrio reparada

Para colmo me vendieron una resina con el catalizador caducado y tuve que repetir el parche 3 veces hasta que quedó bien (con otra resina diferente) :-P

Pero vamos, pienso que este tipo de cosas es un buen ejemplo de los problemas ocultos que puede tener un barco con muchos años, al fin y al cabo es pura estadística, antes o después un propietario por error golpea algo con la quilla, no entra agua al barco con lo cual no hace nada, cuando lo saca para pintar pone un poco de masilla encima de cualquier manera y pinta encima, luego al de unos años lo vende, y después de 10 ó 20 años llega otra persona que no sabe nada de ello y se encuentra con el problema en estado avanzado... así son las historias de los barcos viejos... ay si ellos hablasen lo que dirían! XD

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 39 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018