Más de la mitad de las consultas que recibo tratan sobre temas sentimentales, y de estas, el mayor porcentaje se refiere a la posibilidad de recuperar o iniciar una determinada relación de pareja.

¿cómo pueden ayudar las cartas en estas situaciones? pues planteándolo de una manera esquemática, pueden ayudarnos de las siguientes maneras:

  • Mostrándonos aspectos de la realidad presente o pasada que habíamos pasado por alto hasta ahora, ya fuese de manera consciente o inconsciente. Por ejemplo, que la otra persona esté pasando por unos momentos difíciles, ya sea una depresión, problemas en el trabajo, con su familia, una ruptura sentimental demasiado reciente, problemas económicos... O que a lo mejor nosotros estemos teniendo una actitud derrotista (lo típico de "si es que seguro que no le gusto, si es que seguro que todo va a salir mal..."), o que estemos siendo demasiado pasivos/as (i.e. sentarse a esperar que nos llame la otra persona sin dar nosotros señales de vida)...

    No se trata de que las cartas del Tarot digan cosas ocultas que no pudiéramos conocer de otra manera (que a veces si las dicen), sino de que cuando nos dicen algo como los ejemplos anteriores, nosotros nos paremos a pensar, una cosa así: "mmmm... eso realmente podría ser? bueno, pues teniendo en cuenta esto, aquello, lo otro y lo de más allá... pues si, tiene bastante sentido".

    Muchas veces, inconscientemente, ignoramos aspectos poco agradables de la realidad, como que nuestra pareja no nos halla tratado con el debido respeto, o que nosotros hallamos sido demasiado intolerantes o exigentes, o que la otra persona sea un inmaduro/a, o que en el fondo estábamos juntos más por no estar solos que por lo que pudieramos tener en común...

    La clave es que "La Realidad no deja de existir aunque se la ignore", con lo cual, lo mejor es conocerla bien, tanto la parte agradable como la menos bonita.

  • Dándonos una idea de como podemos esperar que se desarrollen los acontecimientos, no sé trata de ver el futuro, sino de ver la tendencia que sigue la situación; cuando se adivina el futuro mediante las cartas del Tarot, en realidad lo que se está haciendo es ver hacia donde apunta el presente, es decir, el futuro que se adivina no sale de la nada, sino de las circunstancias actuales.

    Poniendo un ejemplo gráfico, si las cartas dicen que habrá una reconciliación entre 2 personas que anteriormente fueron pareja, a menudo es porque esas 2 personas, aunque ahora quizás haga meses que no se hablan, cada cual por su cuenta sigue añorando a la otra persona y tiene una actitud positiva de cara a volver, y además sus circunstancias son favorables (por ejemplo: que no tengan otra pareja, que sigan viviendo en lugares próximos, que tengan buena salud, que sus familias lo vean con buenos ojos...).

    Es por eso que con las cartas del Tarot se puede adivinar el futuro, porque es como si todos los aspectos del presente fuesen hilos muy finos que estuvieran tejidos unos con otros, de manera que formasen una tela, entonces lo que va a ocurrir a continuación está en parte predeterminado por el presente.

    Aunque evidentemente, el futuro no está predeterminado al 100%, si por ejemplo a alguien que está pensando en llamar a su ex para intentar una reconciliación, le sale que es muy probable que vuelva con su pareja, y entonces dice "ah! pues si es así, ya no le/la llamo, y me ahorro ese trago que se me hace muy cuesta arriba... espero a que me llame él porque las cartas lo han dicho que volveríamos". El pretender hacer esas cuentas y trapicheos con el destino no suele ser un buen negocio... si queremos conseguir algo, debemos adoptar una actitud "proactiva positiva", como decían en una empresa en la que trabajé hace mucho tiempo XD.

  • Ayudándonos a ver las cosas más claras, es un poco lo mismo que los 2 puntos anteriores, el simple hecho de que las cartas nos sugieran cosas sobre el asunto que tenemos entre manos hace que le demos vueltas en la cabeza e intentemos urgar en él para verlo mejor.

    Simplemente esto ya es algo muy positivo, porque no se trata de estar todo el día dándole vueltas en la cabeza a un mismo tema, sino de estar media hora o una hora hablando y pensando sobre ello junto a otra persona, lo cual es algo que en la mayoría de los casos resulta positivo.

Por último, no está de más recordar que el Tarot no obra milagros, cuando en una relación las cosas van mal hay veces en que se pueden arreglar, y otras veces en las que no; pero esto no depende del Tarot ni de la persona que echa las cartas, sino de las 2 personas que forman/formaron esa pareja, sus circunstancias, su realidad presente, las decisiones que tomen, lo que hagan o dejen de hacer...

El Tarot sólo muestra la realidad, ya sea del pasado, del presente, o del futuro probable, pero no la cambia, eso es algo que depende de lo que hagan las personas, de sus circunstancias, de la suerte que tengan...

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 39 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018