Lo normal cuando se va a ver un barco es llevar una especie de guión con todas las cosas que hay que inspeccionar, de tal manera que no te olvides nada, y se suele ir apuntando en ese guión las cosas importantes que se ven, se van haciendo fotos... incluso si no eres un experto en el tema basta con leer algunos libros sobre mantenimiento y reparaciones de barcos para poder reconocer los problemas más evidentes y comunes.

Puedes descargarte mi guión para peritar barcos aquí abajo:

Evidentemente es algo informal que hice para mi mismo, si quieres ver algo más profesional puedes ver el informe que hizo el perito que pagué para peritar mi barco antes de comprarlo:

Un barco es muy dado a tener problemas importantes que son difíciles de ver, incluso para alguien que es experto en el tema, para alguien que no sabe mucho de ello sencillamente son invisibles.

Entonces es muy importante asegurarse de que el barco que vayamos a comprar no tenga grandes problemas, o al menos que sepamos que problemas importantes tiene antes de decidir comprarlo.

Esta es una de las partes más resbaladizas del comprar un barco, es muy típico escuchar historias de gente que compró un barco, lo inspeccionó cuidadosamente, además pagó a un perito cualificado para que lo volviese a inspeccionar... y al final hubo averías importantes en los primeros meses después de su compra.

Yo soy un buen ejemplo de ello, pagué más de 600 euros por ese peritaje completo (grua incluida), y además inspeccioné el barco yo mismo todo lo bien que pude, pero a pesar de ello después de las primeras 5 millas el timón se partió a la mitad, y antes de las primeras 1000 millas tuve que hacer dos reparaciones estructurales muy importantes y caras, una del casco y otra de la cubierta.

Esta situación la achaco basicamente a los años del barco (38 cuando lo compré), de tal manera que aunque en el peritaje puedan no verse estos problemas claramente, cuando empiezas a usar el barco de verdad van apareciendo, es como un anciano, que aunque pueda tener aparentemente buena salud ya se sabe que tiene bastantes papeletas para empezar a tener problemas de salud pronto...

Así pues, mi consejo es que por mucho que sepas de barcos y por muy bien que esté aparentemente el barco que vayas a comprar, primero lo inspecciones tú a fondo y luego pagues a un perito para que lo vuelva a inspeccionar, si después de eso lo compras y aparece algún problema grande al menos podrás sentirte tranquilo de haber hecho todo lo que pudiste para evitar esa situación.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 39 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018