Autores - Wilhelm Reich

Escrito el 11/Septiembre/2018 por

Aprovechando que hoy se cumplen 17 años de los tan monstruosos como sin sentido atentados del 11S, me pareció buena idea desempolvar los libros de Wilhelm Reich, uno de los pensadores más valientes y polémicos del siglo XX, y que entre otras muchas cosas elaboró una teoría para explicar porque la humanidad tiene tendencia a hacer cosas de este tipo, ya sean las aberraciones de la Alemania Nazi, o las guerras y el terrorismo de hoy en día.

Sus libros tuvieron el dudoso "honor" de ser los más perseguidos y censurados en toda la historia de EEUU, estando prohibidos durante casi 20 años (1954 - 1973), y llegándose a quemar públicamente por toneladas, primero en la Alemania Nazi y luego en los Estados Unidos de América.

Quema de libros en el siglo XX

Básicamente su teoría, conocida como "la plaga emocional", consistía en que cada persona tiene que decidir inevitablemente como afrontar el Mal que hay en su entorno, ya sea violencia doméstica, acoso sexual, explotación laboral, hiperinflación, o guerras y atentados sin sentido; de tal forma que la inmensa mayoría de la gente se deja llevar por el miedo y elige el camino más fácil, que suele ser mirar para otro lado y hacer "lo que hagan los demás" como si no pasara nada.

El problema es que ese "mirar para otro lado" lleva a que entonces el Mal exterior crece y crece sin control, generando cada vez más tensión y conflictos internos en el individuo y haciendo cada vez más difícil el "mirar para otro lado", de tal manera que cuando algo o alguien pone de relieve que las cosas no son como tendrían que ser, el individuo afectado por "la plaga emocional" reacciona de forma agresiva y destructiva, tanto más cuanto mayor es la tensión acumulada en su interior por las contradicciones internas entre su esencia como persona, que tiende al Amor y la Vida, y su "mirar para otro lado", que inevitablemente le aleja cada vez más de su esencia como ser humano.

En otras palabras viene a ser una "huida hacia adelante", que lleva a un callejón sin salida a la persona en si, y al desastre colectivo a toda la sociedad en conjunto.

Se entiende mejor con un ejemplo: imaginemos un soldado de la Alemania Nazi trabajando en un campo de exterminio, ¿qué piensa? ¿qué siente?, por un lado puede discernir fácilmente que lo que hace está mal y que encima su país no puede ganar la guerra, pero claro, eso le llevaría a desertar y tener que afrontar problemas mayores que si sigue exterminando a los prisioneros y haciendo como si no pasara nada...

soldados vigilando a prisioneros

Pero si que pasa... y entonces esa contradicción le genera una tensión y conflictos brutales a nivel inconsciente, que se traducen a nivel físico en una respiración superficial y entrecortada, con tensiones musculares constantes en distintas partes del cuerpo, lo que Reich llama "el acorazamiento".

Entonces cuando un prisionero hace un comentario del tipo "son unos monstruos" los soldados pierden el control de si mismos y masacran salvajemente al autor del comentario y a otros 20 prisioneros que pasaban por ahí, viene a ser una reacción impulsiva e inconsciente para evitar tener que mirar su realidad de frente, lo que se dice "disparar al mensajero".

Esto no sólo ocurre a nivel de violencia física, sino también a nivel "intelectual", por ejemplo cuando un hijo le pregunta a su padre porque fuma si es malo para la salud, o porque se gasta el poco dinero que tiene en prostitutas en vez de en comida, no digamos ya si le preguntas al arquitecto de tu ayuntamiento que piensa de la manera en que se derrumbaron las torres gemelas.

El remedio de Reich para esta "plaga emocional" consistía en intentar educar a los niños de tal forma que en vez de evitar mirar la realidad de frente, afrontaran los problemas eligiendo el camino externamente difícil, pero internamente acorde con el Amor y la Vida, que es la esencia interna del ser humano; de esa forma, cuando esos niños fuesen adultos, no aceptarían trabajar en campos de exterminio ni mirarían para otro lado cuando se encontrasen ante las manifestaciones del Mal.

Él lo intentó, de hecho llevó a cabo un proyecto muy ambicioso en ese sentido junto a más de 50 médicos, psicólogos y asistentes sociales, la historia la cuenta en su libro "Los niños del futuro", quien lo quiera leer, me lo puede pedir, básicamente lo que descubrió es que la "plaga emocional" estaba mucho más extendida de lo que se había imaginado al principio, tanto más cuanto más arriba en la escala socio-económica de la sociedad.

Desde luego, tuvo una vida muy "interesante" y dramática, su madre se suicidó cuando él tenía sólo 12 años, y su padre murió de tuberculosis 4 años después; con 18 años (1915) tuvo que huir de la I Guerra Mundial, para acabar poco después como soldado, salió vivo de milagro y terminó de estudiar medicina en Viena en 1922, haciendo 6 cursos académicos en tan sólo 4 años; todo esto siendo pobre y huérfano.

Con tan sólo 23 años ya era un discípulo destacado de Sigmund Freud, y con 27 años (1924) pasó a ser responsable de una clínica de Viena con mucho éxito, era obvio que se trataba de una persona inteligente, trabajadora y muy "magnética", de hecho a lo largo de su vida tuvo tanto fervorosos seguidores como encarnizados enemigos.

Su vida amorosa y personal fue polémica y complicada, aquí está con su primera mujer y sus 2 primeros hijos en Viena:

Wilhelm Reich con su primera mujer y sus hijos

Terminó por ser expulsado tanto del partido comunista, como de la Alemania Nazi, de Dinamarca y de la Sociedad Psicoanalítica, básicamente se pasó toda la vida huyendo de un sitio a otro, sus últimos años en Estados Unidos resultaron ser especialmente conflictivos y turbulentos, desatando toda una campaña mediática en su contra que culminó con una serie de procesos judiciales con motivaciones políticas.

En 1957, fue arrestado por la "policía del pensamiento", y 8 meses después apareció muerto en la cárcel, esta foto es de cuando se lo llevaron:

Wilhelm Reich camino de la cárcel

Su vida puede leerse con más detalles, muchos de ellos "poco bonitos", en este PDF; es importante al estudiar autores como Reich no caer en el error ni de demonizarlos, ni de idealizarlos, pienso que se trata más bien de apreciar lo útil y valioso que nos hayan podido dejar a nivel intelectual.

Yo personalmente pienso que Wilhelm Reich cometió muchos errores, tanto a nivel personal como en lo que se refiere a sus teorías, pero si juntamos lo que casi un siglo ha demostrado que estaba acertado, y corregimos lo que estaba equivocado... realmente queda una filosofía muy útil y necesaria para entender el mundo en que vivimos e intentar no repetir los errores del pasado.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018