Terapia de Realismo - sin amigos

Hoy en día, junio de 2018, resulta delicado hablar públicamente de "no tener amigos", o en otras palabras, de estar aislado/a a nivel social, la mayoría de la gente tiene una serie de perfiles en las redes sociales según los cuales tiene cientos o miles de "amigos", que además están a cada poco insistiendo en que les "gusta" lo que haces y "te siguen", es decir, están pendientes de ti como buenos amigos que son.

Claro, con el tiempo todo cambia, y el concepto de "Amor" y "Amistad" realmente ha cambiado mucho en los últimos 20 años, hay quienes seguimos con el concepto antiguo y quienes están en la "versión actualizada" como si de una APP se tratara...

Yo sinceramente no pretendo ofender a nadie con lo que escribo, pero realmente en los últimos años cada vez voy viendo más claro a través de mis consultas que hay muchas personas perdidas por no asumir su realidad, en este caso a nivel social, que por desgracia con demasiada frecuencia puede resumirse en tener un conjunto de relaciones sociales basadas principalmente en apariencias y cuestiones materiales, cuando no simplemente en hacer estrictamente lo que las otras personas, supuestamente amigas, esperan que hagamos.

Así dicho en frío puede sonar muy teórico, pero yo lo he visto mil veces en las consultas, alguien pierde su trabajo, su dinero, su salud o simplemente decide divorciarse, y la inmensa mayoría de esos "amigos" que tanto le querían le dan la espalda como si nunca le hubieran conocido.

OJ Página 55 del comic Orange Juice de Francesca Mancuso
Página extraída del comic Zumo de Naranja de Francesca Mancuso

Pienso que por una parte el problema de no aceptar esa realidad social y humana viene de la falta de referentes, no son cosas que salgan por la tele, ni en las películas de Hollywood, ni mucho menos se enseñan en la escuela, hoy en día lo que no sale en una pantalla es casi como si no existiera.

Por eso cuando me topé casualmente con los comics de Francesca Mancuso que ilustran este artículo, no pude resistirme a sacarlos a relucir en mi página, para ilustrar con una experiencia vital autobiográfica como son a menudo las cosas a nivel social y humano en el mundo de "las autopistas de la información" en que vivimos.

En concreto, el cómic que trata de esto que comento se titula Zumo de Naranja y se puede leer directamente en la web de la autora siguiendo el anterior enlace o pinchando en cualquiera de las imágenes; en resumen cuenta la historia de una chica (la autora), que por ser ella misma no tuvo más que problemas en el trabajo, y a raíz de eso terminó mal de salud, lo que a la larga la llevó a mirar la realidad de frente y actuar en consecuencia.

OJ Página 58 del comic Orange Juice de Francesca Mancuso
Página extraída del comic Zumo de Naranja de Francesca Mancuso

Es una historia dura y valiente, a mi personalmente me tocó profundamente, ya que en el fondo es muy parecida a mi experiencia trabajando en la industria informática, con la salvedad de que yo tuve la suerte de conseguir estar menos tiempo en esos ambientes hostiles, y gracias a eso no me afectó tanto la salud.

Pero a la vez es también una historia bonita, donde al final queda claro que a pesar de todas las dificultades y momentos amargos de la vida, siempre es más rentable ser uno mismo y afrontar la realidad de frente:

OJ Página 64 del comic Orange Juice de Francesca Mancuso
Página extraída del comic Zumo de Naranja de Francesca Mancuso
Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 39 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018