Terapia de Realismo - donde estás y donde quieres ir
Quien no sabe donde va, no hay camino que le lleve

"Señor Gato", dijo Alicia tímidamente, "¿podría usted decirme, por favor, que camino debo tomar?"

"Eso depende del sitio a donde quieras llegar", respondió el gato.

"No me importa mucho a donde llegue...", dijo Alicia.

"Entonces no importa que camino elijas", dijo el gato.

"...siempre y cuando llegue a ALGÚN SITIO", explicó Alicia.

"Oh, sin duda llegarás a algún sitio", dijo el gato, "si caminas lo suficiente".

Durante mucho tiempo a mí me pasó como a Alicia... no me daba cuenta de que no sabía realmente donde estaba, y tampoco me importaba demasiado donde llegase con tal de llegar a algún sitio mejor... es lo que tiene el vivir diferente, es fácil terminar dando vueltas en círculo sin percatarte de ello.

Pero bueno, es la vida, a fin de cuentas estamos aquí para aprender, y para eso muchas veces es necesario equivocarse y/o perderse como Alicia, para poder aprender cosas valiosas mientras intentamos encontrar de nuevo nuestro camino, del tal forma que al llegar a él seamos más sabios que antes y no volvamos a tropezar con la misma piedra.

Y es que como dijo alguien hace tiempo: "El primer paso para llegar a cualquier sitio es decidir que no vas a quedarte donde estás", y supongo que a eso se podría añadir que el siguiente paso debería ser tener claro donde estamos y donde queremos ir.

El problema es que a veces, debido a la falta de tiempo para uno/a mismo/a y otros factores, es fácil no tener claras estas cosas, y de vez en cuando merece la pena hacer un paréntesis en nuestras ajetreadas vidas para sentarse tranquilamente a hacer un poco de introspección íntima.

Por ello se me ocurrió diseñar el siguiente ejercicio, que consiste en elaborar "la carta de tu vida", lo cual básicamente viene a ser como mirarse en un espejo, y no tener miedo de observarnos detenidamente, tanto a nosotros mismos como a nuestro entorno y circunstancias inmediatas, a veces un cuaderno y un boli es todo lo que necesitas para encontrar esa falta de sosiego y armonía interna que andas buscando ;-)

Puedes hacer click en la imagen para descargar el diagrama en formato PDF:

Esquema para hacer la carta de tu vida

Básicamente se trata de ver en perspectiva nuestra situación actual, usando como puntos de referencia el pasado más o menos cercano y el futuro hacia el que nos gustaría llegar; muchas veces es sorprendente como una vez que empezamos a rellenar esos recuadros, los problemas que creíamos enormes e irresolubles comienzan a empequeñecerse y podemos ver que en el fondo es más lo que si funciona en nuestras vidas que no lo que necesita de reparaciones ;-)

Y por supuesto, la parte más importante son los recuadros azules, donde hay que poner que es lo que hay que hacer en concreto para ir de donde estamos a donde queremos ir, si no encontramos que poner ahí puede ser que nos faltan ideas e imaginación, o que la distancia entre donde estamos y donde quisiéramos ir es más grande de lo que nos gustaría; la vida a veces puede ser más dura de lo que quisiéramos.

Pero no hay que desesperar, no importa lo fastidiados que estemos, en la vida muchas veces la palabra "éxito" se traduce en "seguir adelante de la mejor manera posible", y para ello puede ser muy útil trazar esa "hoja de ruta", para no perder de vista el camino que estamos recorriendo, a menudo lo peor no son los problemas en sí sino la angustia y los malos rollos a nivel íntimo que pueden generar.

La realidad muchas veces se resume en que estamos unos más fastidiados que otros, pero en conjunto estamos todos fastidiados, y precisamente el creerse que se está bien cuando en realidad se está mal es lo que lleva a no ser capaces de encontrar el rumbo que nos lleve a buen puerto.

Para bien o para mal, aquí también a menudo se aplica aquello de que "un pesimista es un optimista bien informado".

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018