Isla de Santa María - disfrutando del verano

Parece que fue ayer cuando escribía sobre el comienzo del verano, y la próxima semana ya termina! realmente me pasó el tiempo volando, incluso hubo momentos en que llegué a pensar en estudiar la teoría de la relatividad de Einstein por si pudiera ser que el tiempo ahora cundiese menos que antes... pero no tuve tiempo para ello XD

Básicamente el tiempo lo repartí entre hacer excursiones con amigos, ir a la playa, asistir a festivales de música, leer muchos libros y atender consultas, ahora con lo revuelto que anda el mundo ya no tengo tantas como antes, así es que me queda más tiempo libre para otras cosas ^_^

En esta foto se ve al fondo la Bahía de Maia, donde hacen todos los veranos el festival de música Maia Folk, es un sitio con una energía especial que por algún motivo me recuerda a la isla Brava de Cabo Verde:

La Bahía da Maia vista desde un acantilado cercano

En esas laderas se cultiva la famosa "uva de cheiro", una exquisitez gastronómica de la que tengo todavía la nevera llena con las últimas de la temporada, es increíble lo dulces y sabrosas que son, y el zumo que se hace con ellas es de lo mejor que he bebido en mi vida, tiene un poco de gas debido a la fermentación natural de la uva, y con los días queda todavía más dulce, creando una especie de poso azucarado; realmente no hay nada como las cosas buenas.

También tuve tiempo para excursiones culturales, y fui a visitar las antenas de las isla que se dedican a guiar los lanzamientos de satélites europeos desde la Guyana Francesa, tienen aquí un centro de control dependiente de la Agencia Espacial Europea, así como una estación del sistema Galileo, el GPS europeo.

antena para satélites en Santa María

Aquí es que en esta isla pasan muchas cosas, mañana sin ir más lejos hay un acto público en el que nos van a informar a los residentes de la isla de los planes del Gobierno Portugués para construir un puerto espacial justo delante de mi casa, pero bueno, de eso ya hablaré más cuando haya algo seguro, de momento está todo en el aire.

Después de 7 meses en esta isla, todavía cada poco descubro algún camino o paisaje nuevo, este en concreto es uno de los caminos más antiguos de la isla, probablemente data del siglo XV, y no ha debido de cambiar mucho en los últimos siglos, casi puedes ver los carros de bueyes pasando penosamente, tropezando en cada piedra y cada raíz, aquí la vida era muy dura hasta hace pocos años:

excursión por bosque de Santa María

Afortunadamente, la sequía con la que comenzó el verano ya terminó, estas dos últimas semanas ha llovido con ganas, de hecho casi todos los días llueve algo, y por fin vuelve a estar todo verde, me hizo una alegría enorme, es increíble como a veces las cosas sencillas y gratis son las que más nos levantan el ánimo.

Este soy yo en el mismo camino de la anterior foto, era una excursión organizada por el festival de música "Maré de Agosto", el más antiguo en activo de todo Portugal, que se celebra todos los veranos en la playa de al lado de mi casa:

Nacho de excursión en Santa María

Y aquí al fondo puede verse la "Praia Formosa", es donde suelo ir a nadar y donde se celebra el festival del que hablaba antes, este verano por primera vez en la historia de la isla hubo un puesto de venta de helados artesanos, un gran avance en comparación con los de Nestlé:

Nacho con la Playa de Malbusca al fondo

El pantalón en la anterior foto me queda muy grande, pero es que aquí realmente es difícil comprar ropa nueva, hay poca variedad y aún menos tallas... en cuanto te descuidas sólo quedan las grandes y las pequeñas :-/

Y este es el mirador del Área de Recreo de las Fontinhas, es una especie de bosque que tengo al lado de casa y donde suelo ir a comer o pasear de vez en cuando:

mirador de las Fontinhas

En otros tiempos era el jardín de la casa de los ricos de la isla, y ahora está abierto al público todo el año, tiene zonas con mesas para comer y hacer barbacoa, y muchas Criptomeras Kawaii como las del bosque de la Princesa Mononoke:

Criptomeras en el área recreativa de Fontinhas, isla de Santa María

También estuve haciendo algo de voluntariado, y durante dos días ayudé en un taller de reciclaje y concienciación ecológica para niños de mi freguesía de 6 a 11 años, fue una experiencia muy positiva y enriquecedora que me sirvió para conocer mucho mejor a los vecinos más jóvenes de mi freguesía.

Aquí estamos asistiendo a un espectáculo de malabares que coincidió ser de un español llamado Ildo, de Barcelona, realmente estaba cuadrado como un armario, y tenía un control admirable de la bicicleta, se notaba que había dedicado muuuucho tiempo a perfeccionar su espectáculo.

Tristemente los niños, y bastantes adultos, se quedaron un poco fríos y la sensación fue de que no les impresionó demasiado, yo pienso que es porque hoy en día al estar todo el día viendo cosas llamativas en las pantallas, de alguna forma se pierde la capacidad de maravillarse ante cosas excepcionales del mundo real.

Pero bueno, yo intenté aplaudir lo más fuerte que pude, soy el de la derecha con un gorro blanco, detrás de la primera fila de niños:

Ildo de Barcelona actuando en la isla de Santa María

Ah! ya se me olvidaba, también anduve cuidando mi huerta y mi jardín, desde comienzos de julio tuve un suministro constante de sabrosos tomates ecológicos, y ahora ya se están terminando, en cuestión de días pienso que quitaré las tomateiras y plantaré unos puerros y zanahorias para el invierno.

Ya tengo brócolis, que crecen a una velocidad de vértigo:

brócoli prosperando en la huerta de Nacho

Bueno, pues un poco telegráficamente, este es el relato de mi sexto verano en Azores y el primero en Santa María, realmente ya me siento como si llevara toda la vida viviendo aquí, no deja de sorprenderme con que facilidad me adapto a los sitios nuevos, especialmente cuando estos son bonitos, agradables, y llenos de buena gente ^_^

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018