Isla de Santa María - Verano 2021

Escrito el 16/Julio/2021 por

Por aquí el verano comenzó sin grandes novedades, me hubiera gustado aprovechar para hacer algún viaje, pero con toda la situación que hay preferí no arriesgarme... la verdad es que tengo bastantes ganas de cambiar de aires, si no fuese por toda esta historia del virus seguramente ya me habría ido a otro sitio hace tiempo, pero de momento lo más sensato es quedarse aquí, sabe Dios hasta cuando!

Así es que entre atender consultas, la huerta y 4 cosas cotidianas el tiempo va pasando, a veces resulta un poco aburrido, pero según anda el mundo no puedo quejarme, cuanta gente quisiera que su mayor problema fuese el aburrimiento...

Mientras escribo estas líneas, en el otro extremo de la isla está teniendo lugar el XVII Festival de Blues de Santa María, uno de los 3 festivales internacionales de música que se celebraban aquí antes del Covid, y el primero que vuelve a tener lugar presencialmente desde que comenzó la pandemia:

cartel del XVII Festival de Blues de Santa María

El tema no está exento de polémica, porque llevamos un año y medio en que todas y cada una de las celebraciones locales, en las que no participa gente de fuera, han sido prohibidas debido a la historia del virus, algo que algunos consideran injustificado teniendo en cuenta que la mayor parte del tiempo no hubo ni un solo caso del virus en la isla, y cuando los hubo nunca fueron más de 2 al mismo tiempo y perfectamente controlados (sólo somos 4.000 y pico personas).

Y el caso es que ahora de repente autorizan ese festival en el que se van a juntar un montón de gente de fuera con gente de aquí, con lo cual hay quien lo ve con desconfianza, en el sentido de que podría causar un brote de Covid y/o introducir las nuevas variantes en la isla... el tiempo lo dirá, yo quiero pensar que de una forma u otra todo saldrá bien.

Por mi parte, estuve mirando las condiciones para asistir al festival, son estas cuatro:

  • Hacerse un test de Covid antes de ir.
  • Mostrar el DNI y tomarse la temperatura a la entrada.
  • Estar siempre con la cara tapada.
  • Y guardar una distancia mínima de 2 metros al resto de personas.

Sinceramente, para ir en ese plan prefiero no ir, realmente no lo disfrutaría, y eso que es barato: 40€ los 3 días, menores de 14 gratis; ojalá que para el próximo año la situación haya mejorado y se pueda celebrar con normalidad.

Mientras tanto prefiero centrarme en cosas más pragmáticas, como conseguir tener comida abundante y variada durante el invierno, ya sea poniendo plantas nuevas que crezcan para entonces, o produciendo cosas que se puedan conservar como las calabazas Hokaido, que normalmente aguantan casi hasta el siguiente verano; son uno de los pocos cultivos que siguen dándose bien a pesar de lo trastocada que anda la atmósfera, además tienen un tamaño muy apañado para alguien como yo que vive solo.

Esta ya casi está para recolectar:

calabaza Hokaido lista para recolectar

Y hace unos días planté esta otra planta de la misma variedad, aunque no sé si será ya demasiado tarde para que de fruto:

plantita de calabazas Hokaido

Es que de las que planté en Mayo sólo sobrevivió una, y a este paso voy a tener menos calabazas que el verano pasado, que tuve alrededor de 40 kilos y me duraron hasta abril.

Y como este invierno pasado comí berzas y espinacas casi todos los días, decidí plantar rúcula con la idea de diversificar el menú, aunque también sea verde tiene un sabor muy diferente, con un toque amargo que da mucho juego en la cocina, es también un vegetal muy rústico y de momento se está dando muy bien, tengo la impresión de que al ser amarga los bichos la atacan mucho menos:

plantas de rúcula

Otra novedad de este verano es que, gracias a la dueña de la casa, ahora tengo un depósito para guardar agua de lluvia, recoge una cuarta parte de la superficie del tejado, es poco pero aún así se llena fácilmente a poco que llueva unos minutos:

depósito de agua de lluvia para regar las plantas

Aquí en Azores es habitual que la gente recoja agua de lluvia con el tejado y la guarde para consumo, tengo unos vecinos que tienen para ello un deposito subterráneo de 22.000 litros, lo consiguen llenar y rara vez se les agota, incluso tienen un sistema de filtros para depurar el agua y la pueden beber directamente del grifo.

La verdad es que a mi me da algo de reparo por que no tengo del todo claro que el agua de lluvia no pueda traer porquerías no identificadas con sabe Dios que efectos en la salud, a veces después de llover queda un residuo extraño en los cristales, y otras veces llueve y parece que hace mal a según que plantas... yo que sé, es todo tan raro.

Por ejemplo los maracuyás se estropearon este año por ese motivo, iban muy bien, con muchas flores y frutos pequeñitos, agua y abono pienso que no les faltó, tampoco tuvieron ninguna plaga... y el caso es que vinieron unas lluvias raras un par de días y empezaron a perder las hojas y los frutos se fueron estropeando sin llegar a madurar:

frutos de Maracuyá malogrados por causas desconocidas

Una pena, el año pasado comí maracuyás a diario durante casi 3 meses, y este año ni uno.

Otra fruta que echo en falta es la meloa de Santa María, otros años comenzaba a llegar a las tiendas en junio, y este año todavía no vi ni una, aunque desconozco si será por algún problema que hayan tenido, o porque ahora las exporten todas fuera de la isla.

La verdad es que ya hace bastantes meses que no paro de escuchar rumores persistentes sobre problemas con la producción de alimentos a nivel global, sinceramente estoy preocupado con ello, mucho me temo que como dice el dicho: "cuando el río suena, agua lleva".

De hecho hoy recibí el que será el último envío de comida de Rapunzel, una multinacional alemana de alimentación ecológica, que hasta ahora producía por todo el mundo y vendía a todo el mundo, pero desde el 1 de julio de 2021 ya sólo envían comida a Alemania y Austria; mandaron este correo electrónico unos días antes diciendo que esto se debía a una cuestión burocrática por no sé que nueva ley que han hecho en Bruselas, pero a mí me sonó a escasez mal disimulada, de hecho llevaban ya bastantes meses subiendo los precios y perdiendo calidad.

Yo ahí compraba todo lo que son frutos secos para el tahini del desayuno, y también legumbres, latas de conservas, cacao... la verdad es que durante años tuvieron buena calidad a buenos precios, de hecho hasta mayo de este año los gastos de envío eran gratis de Alemania a Azores, a menudo por avión, incluso aunque pidieras 40 kilos de comida; de hecho más de un comercio local veía eso como competencia desleal.

el último envío de Rapunzel fuera de Alemania

Como era el último pedido tuvieron el detalle de incluir una barrita de sésamo y 1 kilo de orejones de regalo, pero aún así para mi toda la situación tuvo un halo de señal inquietante y misteriosa, como si fuese un presagio de que va siendo hora de emigrar, sólo faltó que incluyesen una nota diciendo "a partir de ahora si quieres dátiles vete a Marruecos a buscarlos".

Lo irónico de la situación es que la isla donde vivo fue autosuficiente en comida durante siglos, llegando a soportar una población el doble de la actual e incluso exportando alimentos fuera (y todo ecológico); aquí el suelo es muy fértil y el clima muy benigno, se puede cultivar casi de todo, hay incluso un productor ecológico (suizo) de mangos, papayas y aguacates (para exportación).

El tema es que en las últimas décadas se ha fomentado la cría de ganado vacuno (para exportación) a golpe de subsidio, convirtiendo esa en la actividad agropecuaria más rentable de la isla, de tal forma que si quieres frutas y verduras de calidad lo mejor es que intentes producirlas tú, de hecho es lo que hace la mayoría de la gente, es raro ver una casa con terreno y sin huerta.

Por mi parte sigo apostando por los cultivos autóctonos que hasta la fecha aguantan todo, como las espinacas, que sin sembrarlas salen por todos lados, esta mata ya está un poco vieja, pero tengo media docena más saliendo por otros sitios:

plantas de espinacas azorianas

También anduve guardando semillas de berza autóctona de Santa María que está especialmente adaptada al aire marino y los temporales, sólo hay que tener cuidado con las mariposas:

semillas de berza Azoriana

Y estas semanas planté rabanitos en distintas tandas, si todo va bien de aquí a dos meses espero estar comiendo los primeros:

plantitas de rabanitos

Las zanahorias supongo que tardarán algo más, la verdad es que nunca se me han dado muy bien, cuando no se las comieron los ratones las quemó el Sol... a ver si en esta ocasión hay más suerte, de momento están muy pequeñitas:

plantitas de zanahorias

Afortunadamente este año hay muchos menos roedores que el año anterior, imagino que anduvieron poniendo veneno por todos lados, lo cierto es que a menudo se encuentran muertos por el campo, esta por ejemplo es una cría de rata "negra" (gracias a la plaga del año pasado ya las sé identificar):

ratita muerta por causas desconocidas en la Isla de Santa María

Confieso que me dan pena, son animales muy simpáticos e inteligentes, pero te pueden hacer un destrozo en la huerta que ni te imaginas, se comen las zanahorias cuando son diminutas y los frutos estando todavía verdes, de hecho este año andan más desesperadas que el anterior, cuando cae alguna en una trampa si me descuido las otras se la comen! eso el año pasado no lo hacían.

Y ahora tenemos también muchos conejos salvajes, de momento parece que tienen alimento en abundancia, son también muy bonitos mientras no les de por comerse tu comida, yo de momento no tuve ningún conflicto con ellos, les veo a menudo saltando por entre las vacas alrededor de casa, supongo que comerán la hierba de los prados, a las vacas parece no importarles ;-)

Una sorpresa positiva de las últimas semanas fue esta planta de Equinácea Purpúrea que había sembrado el verano pasado y murió sin pena ni gloria en poco tiempo, pero este año rebrotó de sus raíces inesperadamente y está dando una flores grandes y muy bonitas:

flor de Equinácea Purpúrea

Hasta ahora sólo las conocía por fotos, pero es una flor realmente especial, en vez de salir de un capullo va creciendo poco a poco (abajo a la derecha hay una todavía verde), y luego dura mucho más tiempo que las flores normales, tiene también un olor muy característico y atrae a muchos insectos, huele como a miel y es incluso pegajosa al tacto.

En cuanto a las manchas en el mar de las que hablaba el mes pasado, no recibí contestación de la Marina Portuguesa, pero he podido ver que están relacionadas con la condensación nocturna, básicamente cuando hay esa bruma extraña y la temperatura baja de repente por la noche, entonces aparecen las manchas en el Mar a la mañana siguiente, es como si al condensarse la humedad de la atmósfera esta tuviese algo disuelto en ella que le impidiese diluirse en el agua del Mar.

Esta foto es de ayer (15 de julio), a lo largo del día las manchas van rompiéndose en jirones:

Mancha reflectante en el Mar de Azores 15 de Julio de 2021

Realmente me gustaría pensar que esos rumores de que andan echando mierda en la atmósfera con oscuras intenciones son pura fantasía... sería bueno que así fuese, pero según van pasando los meses los hechos cada vez parecer confirmar dichos rumores con mayor claridad; desde luego como sea verdad la mitad de lo que dicen nos va a hacer falta mucha Ayuda Divina para salir bien parados.

Pero como poco podemos hacer al respecto, será mejor volver a la agricultura... estas semanas también hice plantas nuevas de physalis, la verdad es que llevo un par de meses que casi cada día recolecto un puñado de ellos, pero me pareció buena idea ir renovando las plantas que ya tengo:

plantita de physalis

Esta otra planta de physalis tiene ya año y medio largo, después de dar frutos parece secarse pero luego echa nuevos brotes aprovechando las raíces antiguas; germinó de unas semillas que traje de Asturias cuando estuve ahí en las navidades de 2019, de alguna manera me gusta pensar que es una planta de antes de la Era del Covid:

planta de physalis

En otro orden de cosas más técnico, también anduve cambiando discos duros estas semanas, hace ya años que fallan más que una escopeta de feria, es un problema muy serio e incluso pensé en escribir un artículo sobre ello, pero tengo miedo que me quedase demasiado "negativo"; no me gusta ser mensajero de problemas, pero mucho me temo que la mayor parte de nuestros datos están en soportes bastante más frágiles y menos fiables de lo que imaginamos:

portátil y discos duros

El problema de fondo es que han bajado los niveles de calidad de manera dramática, ahora es normal que un disco duro comience a tener sectores ilegibles antes de las 10.000 horas de uso, a menudo con menos de 5.000, cuando antes podían durar decenas de miles de horas sin dar problemas, de hecho todos los discos que me han fallado eran posteriores a 2015, en general los que son más antiguos parecen más fiables.

Y con las tarjetas de memoria es todavía peor, ¡se estropean incluso sin usarlas!, mientras que las antiguas de hace más de 10 años funcionan como el primer día, eso por no hablar de las falsificaciones que están por todos lados... en resumen, que vamos a tener que volver al papel.

Pero de momento, volvamos a la agricultura: este año no hay tomates, la mayoría de las plantas murieron antes de dar flor, y las pocas que han sobrevivido tienen tomatitos pequeños como este (y pocos), mientras que otros años por estas fechas ya tenía tomates grandes y maduros en abundancia:

tomate raquítico

Así es que este año para celebrar el final de la cosecha de fabas y alubias me hice este plato combinándolas con tomate ¡de lata! por primera vez, al menos el huevo y el queso eran caseros y bastante buenos:

Fabas y alubias con tomate, huevo y queso

Y ya para acabar una nota artística: me decidí a encuadernar el Libro Rojo de Jung, el primer libro que hago en formato A4, y para la portada elegí a Yohko la Cazadora de Demonios:

portada del Libro Rojo de Jung edición Malbusca 2021

Obviamente la elección no es casual ni caprichosa, lo que ocurre es que gran parte del Libro Rojo gira en torno al Alma de Jung, que se le aparecía en visiones y sueños con la apariencia de una chica joven con tendencia a llevarle la contraria y ponerle en apuros, pero que en el fondo intentaba guiarle; en otras palabras, era su yo subconsciente intentando guiar a su yo consciente, y por el camino se encontraban con una serie de "demonios del subconsciente" con los que tenían que enfrentarse espada en mano (figurativamente), entre eso y que Yohko se viste de rojo para matar a los demonios, tenía todo el sentido del mundo ponerla en la portada ^_^

En fin, pues este fue el resumen gráfico de mi vida durante las últimas semanas, como se puede ver no hice nada especial, pero tampoco perdí el tiempo.


Añadir comentario

19/Jul/2021 Fito dice:

Ya veo, querido Nacho, como se manifiesta en general este atípico verano en Santa María, o al menos en tu entorno, al menos no desistes con tu huerta, y te aseguro que más de un premio obtendrás a cambio, el primero es el hecho de tener el tiempo y la mante ocupada, y en cuanto al aburrimiento, todos lo padecemos, aunque sea de diferente manera, en mi caso, viniendo de un sitio siempre verde, vivo en un secarral que, con la excepción de unos meses, castiga mis pupilas con su suelo y vegetación pajizos, para colmo el mar (y mi velerillo) me pillan a 250 km de distancia... A cambio, me refugio en la radio (soy radioaficionado), algún brico, e Internet... Disfruta del sol y el verano, y no pierdas la costumbre de compartir tus meditaciones con quienes las apreciamos Un abrazo

18/Jul/2021 CLAUDE dice:

Buenos días Nacho: La verdad es que tu vida transcurre de forma "normal" y más cercana a lo que "antes" era vivir. La nuestra es bastante más estresante :) Un abrazo y cuídate mucho.

18/Jul/2021 gallego dice:

Te cambio mi aburrimiento en Madrid, en un dimunuto y caro piso donde la temperatura no baja de los 30°C en verano, por el tuyo en las Azores. ;-)

17/Jul/2021 Josep Maria dice:

Gracias Nacho, me produce una sensación de placer leer el relato de hoy. Ser feliz con las vicisitudes diarias, que muchos le llaman problemas y contarlo como sale del alma. Sigue asi, estoy seguro que a mas de uno, incluido yo, nos da un poco de envidia sana este modelo de vida que tu sabes llevar...

17/Jul/2021 Rebeca dice:

Buenas Nacho, Me ha llamado mucho la atención tu post... Precisamente hace ya varios dias que se escuchan comentarios por el pueblo enel que vivo acerca de lo inusual de este verano... Las cosechas de trigo se están ya recogiendo, cuando normalmente se hace en agosto, y en primavera había en los campos de alrededor una "plaga" de mosquitos gigantes que no había visto nunca, y nadie sabe de dónde salían. Supongo que todo cambia y espero que sea algo cíclico y no lineal. Se supone que Gaia se recuperará de una u otra forma...Me quedo también con esa idea de que lo mejor está por venir. Gracias por compartir tus pensamientos. Saludos!

Nacho responde:

Gracias a tí Rebeca, lo de los mosquitos puede haber sido que desapareciese algún otro animal que se comía sus larvas, por ejemplo las ranas; y lo del trigo quizás tenga que ver con el aumento de radiación solar, quien sabe!.

El problema es que cada vez se puede confiar menos en quienes mandan, y eso nos deja en una posición muy vulnerable; mucho me temo que poco podamos hacer a parte de intentar sobrevivir como buenamente podamos.

Un abrazo y mucha suerte!

16/Jul/2021 Maria Kósmica dice:

Desde una ciudad de Buenos Aires, argentina, fría y soleada es siempre un placer leerte. Tan Claro y agradable en tus explicaciones y los detalles de tu huerta. Que sigas disfrutando de este tiempo y como siempre, lo mejor está por venir. Un abrazo Kósmico

Nacho responde:

Gracias María, yo también pienso que lo mejor está por venir ;-)

16/Jul/2021 Antonio dice:

Fantástica tu huerta, como siempre, y lo de recoger el agua de lluvia es una gran idea. También pienso que algo están haciendo que estropean las cosechas, suceden cosas extrañas por todos lados. Por cierto, te aconsejo que uses discos SSD, llevo varios años con ellos, abandoné por completo los HDD y es lo mejor que he podido hacer, cero problemas hasta ahora, toco madera :) Un gran saludo.

Nacho responde:

Gracias por la sugerencia Antonio, tengo un par de SSDs de 128Gb, uno nuevo y el otro con sectores defectuosos pero aún así usable.

El tema es que muchos discos (2 de cada 3) aparentan estar bien pero tienen unos pocos sectores defectuosos, si coinciden que no estan en uso o los usan ficheros irrelevantes, puedes no enterarte nunca, por eso está bien usar sistemas de ficheros que chequean la integridad de los datos como ZFS o GELI.

El tema con los SSDs es que los hay de distintas calidades, los baratones fallan mucho también según me cuenta gente que arregla PCs.

Efectivamente está todo muy revuelto, yo intento no insistir demasiado en ello en la web porque no adelanta nada, pero lo tengo muy presente.

Un abrazo y mucha suerte!

16/Jul/2021 Paulo dice:

Olá Nacho. en hora buena por tu plantación, está muy bien. Queria preguntar-te si no tienes añoransas (saudades) de andar por el mar en el Xebec? y como te va con la musica, el saxofon aun sigue sonando ? Un fuerte saludo desd Porto.

Nacho responde:

Obrigado pelo teu comentário Paulo, o saxofone leva parado desde Janeiro à espera de tempos melhores.

Do barco não tenho sodades nenhumas, com toda esta história do Covid seria muito complicado viajar nele, e além disso não há onde fugir (que eu saiba).

Um abraço e boa sorte!

 

Nombre
Email (opcional)

1 + 4 ?

Las publicaciones nuevas requieren la aprobación del moderador.

Nacho, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos informático, desde 2004 intento vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 42 años, y después de andar viendo mundo en un barquito durante mucho tiempo, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2021