Isla de Santa María - Banda de Recreio Espirituense

Hasta ahora no había dicho nada en mi web porque estaba esperando a conseguir tocar el saxofón lo bastante bien como para poder publicar algún vídeo, y lo cierto es que incluso 8 meses después de haber empezado a aprender música en la banda de la isla, todavía tengo mucho que mejorar, ya participo en las procesiones, conciertos y demás eventos, pero todavía tengo un largo camino por delante hasta conseguir tocar decentemente el Asu e no Yuuki.

En resumen, la historia fue así, coincide que la única banda de música de la isla ensaya en mi freguesía (Santo Espírito), y además el jefe de la banda y una buena parte de los músicos son vecinos míos aquí en Malbusca, con lo cual no podía dejar escapar la oportunidad de aprender a tocar algún instrumento, y en octubre de 2018 comencé a asistir a la escuela de música de la banda.

Seis meses después ya comencé a participar en las actuaciones, esta foto es de mi primera procesión en marzo de este año (2019): Nacho en la procesión de los Paços

La verdad es que ha sido una experiencia muy positiva, especialmente a nivel humano, no hay nada como hacerse músico para conocer gente!

Y a nivel económico realmente es un chollo, te dan las clases de música, el material, los libros, el instrumento, el transporte, el uniforme y hasta las comidas, todo gratis! Me acuerdo que una vez fui a preguntar a una academia de música en Ponta Delgada, y por media hora semanal de clase había que pagar 50€/mes, sólo por las clases, todos los demás gastos a parte.

Puede parecer un detalle sin importancia, pero precisamente por ser gratis puede ir todo tipo de gente y no se convierte en un nido de pedantes elitistas como ocurre con otros proyectos musicales sólo para gente de dinero.

En la práctica hay mucha gente joven, pero también algunos/as de mi edad e incluso mayores, como dicen por aquí, "tudo gente 5 estrelas".

En cuanto al repertorio, tenemos de todo, incluso el Trooper de Iron Maiden, pero en la práctica una buena parte de las actuaciones están relacionadas con festividades de tipo religioso, aquí por ejemplo estamos tocando el Himno de Santo Antonio en la Iglesia de Santo Espírito:

Yo ahí aparezco sólo un poco a la derecha entre el minuto 0:20 y 0:30, es que como a veces todavía me pierdo, intento no ponerme demasiado delante de las cámaras :-)

En este otro vídeo estamos tocando el Himno del Senhor Santo Cristo de los Milagros en la apertura de las fiestas de la capital de la isla (Vila do Porto), yo estoy en la última fila un poco a la derecha:

Los dos vídeos anteriores son del pasado mes de junio de 2019, ahora en el verano casi cada semana tenemos alguna actuación, a veces hasta 2 ó 3 días seguidos.

Aunque a priori pueda parecer fácil, lo cierto es que tocar un instrumento sincronizado con otros 30 músicos requiere bastante concentración, y si encima hay que caminar de forma ordenada todavía mucho más, en este vídeo se puede ver como todos los músicos avanzan siempre con el mismo píe y yo a veces me equivoco y avanzó con el paso cambiado (entre los minutos 12:15 y 12:30):

En el anterior vídeo estábamos comenzando la procesión del Santo Cristo, y en este es cuando terminamos, los músicos aparecemos a partir del minuto 9:

Después, al margen de las procesiones y eventos religiosos hacemos también conciertos, aquí estamos tocando en las mismas fiestas del Santo Cristo de Santa María, en la marquesina de los músicos del jardín municipal de la capital:

Y en este otro vídeo acompañamos una marcha folclórica de los "amigos de San Juan", en las fiestas de San Juan de este año, las chicas van disfrazadas de mazorcas de maíz:

A mi sólo se me ve a partir del minuto 3, el primero a la izquierda, para las marchas no solemos llevar corbata, sólo un polo blanco, pero en este caso como hacía frío nos podíamos poner una chaqueta.

Aquí estamos pasando por delante de la catedral de la isla:

Banda de recreio espiritunese

Y esta otra foto es delante de la misma catedral, básicamente la procesión espera a que los músicos lleguen a la puerta de la iglesia para comenzar a salir y ponerse en marcha.

Banda de recreio espiritunese

Por último, toda lo que aprendí a nivel de bricolaje con el barco me sirvió para poner a punto el saxofón, comparado con hacer una jarcia nueva, ponerlo a punto es un juego de niños.

Arreglando un saxofón

En la anterior foto lo tengo colgado de una viga del techo con un cabo, a la vez que inserto dentro una luz usb (la cajita blanca es su batería), de esta forma es muy fácil ver que llaves cierran bien y cuales no.

Bueno, pues esto es en lo que anduve invirtiendo mi tiempo libre durante los últimos meses, la verdad es que fueron varios cientos de horas hasta conseguir tocar de una manera mínimamente aceptable, y todavía me queda mucho por mejorar, pero realmente merece la pena, la música da muchas satisfacciones.

A ver si dentro de unos meses ya tengo nivel suficiente como para subir un vídeo tocando alguna canción bonita yo solo.

Nacho, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos informático, desde 2004 intento vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo en un barquito durante mucho tiempo, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2019